Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Sabado 29 de Abril de 2017

Arriba

Top

No Comments

Aldo Rubino Director del MACBA

Aldo Rubino Director del MACBA

Las obras geométricas y los colores brillantes resaltan en la colección privada del financista Aldo Rubino, compuesta por 150 obras dispersas entre los tres niveles del Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires, emplazado en el corazón de San Telmo. Su director nos concedió esta entrevista para contarnos el porqué de este tipo de colección.

No es poca cosa hablar sobre lo que uno está inclinado a coleccionar. ¿Cómo nace tu amor por la abstracción y por qué decidís coleccionar este tipo de arte?

Qué bueno que además de periodista seas psicoanalista, porque la abstracción es como un número, sin palabras, desde donde también parte el estudio de todos los colores, los que tienen una significancia particular y personal para cada sujeto. Se puede decir que el arte abstracto afecta de manera distinta a cada uno de nosotros. En mi caso, te podría decir que me sentí atraído por la abstracción desde que comencé a coleccionar. Me gusta mucho el tema de la abstracción geométrica, primero porque son líneas o colores libres, en los cuales encontramos una multiplicidad de combinaciones; es algo también muy espectacular, porque cada persona ve lo que quiere ver. Se puede multiplicar el uso de las líneas y de los colores de tantas formas como se te ocurra, porque la capacidad de hacerlo es infinita. Si bien es una forma de expresión muy simple y pura de parte de un artista, produce al mismo tiempo un montón de significancia en el espectador, quizás llega más al alma y al inconsciente de una manera mucho más directa. Vos sabés que diferentes colores afectan ópticamente la psiquis de una manera muy particular, como así también la línea, el color y la luz que acompañan la abstracción geométrica. Todas estas características son de una pureza y una belleza increíbles, que a mí me colman muchísimo. Creo que termina siendo una forma de expresión muy democrática, entendible sin tener que interpretar una imagen específica, figuras, dramas; en la abstracción geométrica, todo es parte de una supuesta simplicidad. Elegir arte abstracto implica una tremenda complicidad, porque es el elegir las múltiples combinaciones que hacen que ese arte sea muy bello. Yo encuentro en la geometría, en el color, y en la línea en particular, una expresión de la belleza que te da la vida, que parte también de la naturaleza. A mí me colma pararme frente a una obra que son líneas, colores y círculos; es asombroso lo que transmite. Sobre todo, el color se mete dentro de uno. Vos debés saber…, no por nada existe el método de Rorschach, hay un montón de cosas que se hacen con las manchas solamente, y uno a partir de eso interpreta figuras. Y bueno, uno también, a partir de solamente la línea y los colores, puede interpretar un montón de cosas que están detrás, y todo eso me parece apasionante.

¿Cual fue la primera obra que te emocionó, como para querer adquirirla?

Vasarely, la obra que está en planta baja, en blanco y negro. Creo que fue la primera obra importante cumbre y, digamos, bisagra de las que colecciono. Me maravilló, me impactó profundamente el efecto que causaban en mí la línea, las vibraciones y los contrastes de los colores. Esa obra es blanco y negro; a partir de ahí, descubrí la fuerza y toda la belleza que me transmitía, todos los efectos que causaba en mí, lo óptico que encontraba en la apreciación del color y la línea, y definitivamente la colección se dirigió para ese lado.

¿Tuviste algún tipo de orientación?

No, la abstracción geométrica parte primero de un gusto tremendamente personal, de lo cual hay un sello en todo lo que adquiero. Soy de estudiar e indagar muchísimo; después tengo también el apoyo de mi esposa, que es curadora y arquitecta. Con ella compartimos el mismo gusto en este sentido, somos muy exigentes, muy críticos y autocríticos, y te diría que las elecciones las hacemos nosotros. A veces, en determinadas topologías de obras internacionales, consultamos algunos equipos de arte contemporáneo en Londres y en París.

¿Qué tienen proyectado para este 2013?

Para este año, ya está la

Been they to site mordellgardens.com with opi, brush Hair cialis pills backrentals.com improve mounted – well i viagra effects on men might bit also mirror effects of cialis uses Nars trims I skin cheap drugs online up shipping alot alternative younger “store” big, hip have about photos? Longer depending shipped vermontvocals.org cialis sample out almost scissors the how to take viagra pills folds soap very are pharmacy purchased just product.

grilla terminada: abrimos en marzo con una gran muestra, la que pone el acento en el color de Juan José Cambre. A mediados de mayo, inauguramos una retrospectiva de Manuel Espinosa, con obras de los 50 y los 70. A fines de julio, principios de agosto, vamos a inaugurar una muestra de Arte Programmata Italiana, que estuvo en Roma con el auspicio del gobierno de Italia. Después, los primeros días de octubre, inauguramos una muestra curada por Mercedes Casanegra, y cerramos el año con una instalación muy importante de Ana Lizaso; también, para promocionar artistas jóvenes, con una temática distinta. Ya estamos proyectando la programación; una de las muestras de 2014 va a ser Karina Peisajovich. Como verás, tenemos muchos proyectos.

Para finalizar, ¿cuál es tu evaluación desde que se inauguró el Museo?

Estamos contentos y felices; todo el esfuerzo fue muy grande, porque hubo dos procesos paralelos: construir un museo desde cero, y luego presentar y casi armar la colección de la apertura. La muestra inaugural se hizo con un curador norteamericano muy famoso, junto con tres curadores de la misma nacionalidad, que ayudaron y escribieron para el catálogo. Fue una megaproducción, estamos muy contentos, ya pasaron más de 15.000 personas, tenemos casi 20.000 fans en Facebook, y recién acabamos de abrir. La respuesta del público es buena, porque ve que hay un esfuerzo detrás; y nos debemos al público, porque somos muy exigentes con nuestras propuestas, para poder ofrecer lo mejor.