Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Lunes 18 de Diciembre de 2017

Arriba

Top

No Comments

Almohadones como un puente – Victoria Amor

Almohadones como un puente – Victoria Amor
Por Amalia Maior

«El camino a la totalidad
se compone de desviaciones azarosas
y vueltas equivocadas»
C.G Jung

Los diseños de Victoria Amor se asemejan a los mandalas, son imágenes geométricas, coloridas de forma circular, si observamos con atención, encontraremos estos patrones presentes en la tierra y el universo, se ven reflejados en el átomo, en los cristales de las moléculas del hielo, el sistema solar y muchísimas estructuras más. Se puede pensar que son representaciones pictóricas de la vida, del cosmos, no como una simple tendencia, sino como un vehículo para saber quiénes somos como seres humanos en el mundo de hoy. Estas figuras circulares también aparecen como marcas de culturas ancestrales, se encuentran en la India y en el monumento megalítico de Stonehenge en Inglaterra.

Lo más importante es el proceso de producción de la artista que, implica una descarga energética, esta acción desde lo terapéutico podría ser sanadora. Para saber más sobre estos impactantes diseños, en nombre de El Gran Otro, entrevistamos a su creadora.

¿Cuál es el motivo por el que empezás a hacer estos diseños?

Empecé a hacer estos dibujos como un pasatiempo y de manera intuitiva, y luego me di cuenta que tenía que hacer algo más con ellos. Debido al tiempo que me lleva cada diseño, las opciones eran: venderlos una sola vez a un precio alto, o venderlos repetidas veces a un precio más accesible. Surgió la idea de convertirlos en estampas para almohadones para poder imprimir cada diseño las veces necesarias, ofreciendo un producto funcional con un valor agregado. Si bien en ese momento creí que los almohadones eran la solución, ahora entiendo que fueron un punto de partida. Al manejar precios bajos, la expansión fue muy rápida. Los pasos que estoy dando son cada vez más grandes y aprendí que para poder afrontarlos necesito tener mucha confianza en mí misma. A veces puede ser complicado, pero trabajar de lo que a uno le gusta, ¡no tiene precio!

¿Cómo se gestó la marca «Guanabana»?

Terminé de estudiar la carrera de Diseño en el 2013 en la UBA, inmediatamente empecé a trabajar como diseñadora freelance, pero no estaba conforme con la negociación con el cliente, me incomodaba muchísimo. Decidí invertir mi situación y generar un producto terminado que lo compre quien quiera. Siempre me gustó trabajar en detalle, pero como mis clientes solo aceptaban presupuestos bajos no me servía dedicarles tanto tiempo como para lograr un buen trabajo adaptado a mi estilo.

Así fue como decidí encarar un proyecto personal, como siempre me gustó la decoración empecé haciendo productos artesanales variados: llaveros, macetas pintadas, cuadros. Por último aparecieron los almohadones y cuando una amiga vio mis dibujos me encargó almohadones con esas estampas. Luego de una investigación sobre los materiales, proveedores y métodos de estampado, lancé la primera tanda y tuve una muy buena respuesta, así que no dudé en publicitarlos por Facebook para seguir creciendo. Rápidamente tuve llegada a nuevos clientes, fui invitada a compartir mi experiencia en una charla organizada por Facebook, y publicaron una pequeña nota en la revista Para Ti sobre mi trabajo. Luego empecé a crear mis dibujos y los publicité por Facebook, más adelante salió una nota chiquita en Para Ti.

¿Mandás a hacer los estampados?

Por ahora me estoy encargando yo de los estampados, conociendo los métodos y asegurando buena definición y calidad. Estampo por sublimación, para lo cual uso una máquina que funciona por calor, luego de imprimir el diseño en un papel especial, coloco la tela blanca y la impresión dentro de la plancha, y al levantar temperatura se transfiere la impresión a la tela. Este sistema me garantiza una excelente fidelidad y esto es muy importante por el nivel de detalle que tienen mis diseños, al lavarlos no se destiñen y la tela es buenísima.

¿Cómo se podrían entender tus creaciones?

Creo que mis dibujos son un intermedio entre un diseño racional y una creación artística. Muchas veces trabajo con grillas para lograr composiciones simétricas, pero al momento de dibujar ya no pienso en la estructura y dejo que mis manos avancen solas, sin tener resultados previstos en mi cabeza.

Cuando descubrí que estos diseños podían estamparse en productos, no paraba de dibujar y llegué a tener 60 diseños. Luego tuve que ir descartando algunos para poder organizar mejor la producción, al igual que con los productos decorativos que hacía en un principio y luego eliminé para focalizarme en los almohadones.

Hoy en día tengo una línea de 12 diseños, lo que me permite un buen ritmo de trabajo, organizado y redituable, y ya estoy pensando nuevos productos, pero todavía no estoy lista económicamente para poder encararlo. Existen limitaciones técnicas, como que por sublimación no se puede estampar cualquier tipo de tela y que mi máquina no es tan grande. Sería ideal poder contar con un equipo de trabajo que me acompañe para desarrollar un nuevo producto.

¿Te inspirás en algo para hacer esos dibujos geométricos?

No hay algo específico que tenga de referencia, muchas veces me detengo en cosas cotidianas y luego las traslado a mis dibujos, como plantas, formas geométricas encontradas en la ciudad, o figuras que encuentro dentro de otros estampados.

Lo más cómodo para mi es dibujar en hojas A4 con estilógrafos, suelo usar lápiz para marcar líneas básicas, y las figuras van apareciendo.

¿Cómo seleccionas las paletas de colores?

Al trabajar para un producto decorativo trato de estar atenta en abarcar diferentes gamas de colores, para poder ofrecer algunas paletas más frías o cálidas. Cuando termino el dibujo lo escaneo y luego desde el Photoshop voy añadiendo capas de colores para ver qué combinación me gusta más.

¿Cuánto tiempo te lleva hacer un diseño?

Si bien el dibujo puede llevarme entre uno o siete días, en la etapa del color también me detengo bastante. A veces estoy más de dos horas solo probando, sacando o  colocando capas de color.

¿Además de almohadones que otras cosas vas a producir?

Objetos funcionales, como fundas para notebooks, productos más chicos.

El arte es subjetivo y el diseño es objetivo, sin embargo, ambos se encuentran interrelacionados a través de la propuesta de Victoria. Si nos atenemos a la indefinición del arte contemporáneo, se puede pensar su producción artística desde otro ángulo, como una visión del mundo en relación al diseño geométrico aplicado en objetos de carácter pragmático, de esta manera la artista, no solo desacraliza sino que coloca al arte al alcance de nuestras manos.