Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Sabado 18 de Noviembre de 2017

Arriba

Top

No Comments

Volátiles, biológicos, atmosféricos

Volátiles, biológicos, atmosféricos

 

Por María Fernanda Noble

 Apreciar el universo estético y teórico de Julieta Magnano nos permite una mirada no sobre lo bello, sino sobre el planteo del enigma que surge. Su obra es una singular propuesta contemporánea inspirada en la biología. Las imágenes por momentos parecen figuras microscópicas, otras veces seres inventados. El tema del caos y el concepto de Deleuze sobre «diagrama» (Pintura. El concepto de diagrama, Cactus, 2008) aparecen en sus pinturas, reescribiendo de esta manera su tesis presentada en la Universidad Nacional de las Artes (UNA).

El vuelo es la obra que Julieta elige para identificarse, tal vez por su formación como bailarina clásica, siente que esta obra es el despegue de su nueva propuesta estética. Respecto a la pintura Faunagórico, dice: «Antes de la realización de una obra nunca sé con certeza lo que voy a hacer. La reflexión y el análisis siempre vienen después de haber concluido la obra. Cuando miro Faunagórico, me viene a la mente una frase de Friedrich Nietzsche, «ciencia, arte y filosofía crecen ahora tan juntos dentro de mí, que en todo caso pariré centauros».

Los dibujos ‒Verano, Algas, Satélites y Nocturno‒ son más volátiles, biológicos, y más atmosféricos, tienen una conexión con las pinturas y son contemporáneos a estas. Julieta comienza sin ideas o conceptos previos, pero sí con una intención que solo se puede explicar con el color, la línea y con los contrastes que van surgiendo.

La artista asistió a los talleres de Silvia Flichman, Diana Aisenberg y Víctor Chab. Actualmente ejerce la docencia en instituciones de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Su obra forma parte de colecciones privadas nacionales e internacionales.