Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Martes 27 de Junio de 2017

Arriba

Top

No Comments

AUTOCLAVE Simón Altkorn

AUTOCLAVE Simón Altkorn

Gachi Prieto Gallery presenta desde el viernes 1 de noviembre la muestra “AUTOCLAVE” del fotógrafo Simón Altkorn. El artista visual, ganador de varios premios, presenta una propuesta diferente, compuesta de piezas fotográficas, video y rastros escenográficos, que nos traslada a nuevos imaginarios y formas de percibir. Durante la noche de la inauguración se proyectará a las 20 y 21.30 hs, el video que da origen a esta serie de trabajos. Circular como el aparato industrial de esterilización que opera, a la vez, como dispositivo real y como metáfora, el relato construye sus personajes en juegos de espejos reversibles. Altkorn ha imaginado un drama donde los acontecimientos externos se confunden con procesos psíquicos y emocionales. * *Extracto del texto “Autoclave” de Valeria Gonzalez La muestra podrá verse hasta el 7 de diciembre en Uriarte 1976, Palermo Soho, Buenos Aires, de martes a viernes de 13 a 20 hs y los sábados de 12 a 18 hs. Gachi Prieto Gallery Contemporary Latin American Art Uriarte 1976 – Palermo Soho AUTOCLAVE AUTOCLAVE f. Aparato que sirve para esterilizar objetos y sustancias situados en su interior, por medio de vapor y altas temperaturas. Ignoramos qué ha sucedido inmediatamente antes de la escena o qué sucederá después; aún así las fotografías de simón altkorn siempre reclaman al espectador la alusión potencial a una cadena narrativa que está, en sí misma, ausente. en esta nueva exposición, el artista, por primera vez, presenta una (¿única?) historia desplegada en diversas escenas, una suerte de story board que contiene, asimismo, un film. no obstante, en vez de cerrase los hiatos, aclararse las incógnitas, parecen profundizarse en un misterio mayor. no podemos asignar con seguridad a los elementos su posición certera en una secuencia, como si la misma narración fuese capaz de intercambiar sus comienzos, sus nudos y sus desenlaces. Circular como el aparato industrial de esterilización que opera, a la vez, como dispositivo real y como metáfora, el relato construye sus personajes en juegos de espejos reversibles. altkorn ha imaginado un drama donde los acontecimientos externos se confunden con procesos psíquicos y emocionales. pocos actores bastan para una completa geometría combinatoria de los roles sociales y sexuales, abarcando los extremos. las situaciones ya han sido transitadas por incontables obras artísticas y literarias: el dúo amoroso, el triángulo del engaño y los celos, el deseo homosexual, la división del yo en un alter ego, la ambigüedad entre el amor y el odio… ninguna obra, hasta donde yo conozco, ha hablado de todo eso en el contraído espacio de unas pocas fotografías y un film que no supera los cinco minutos. “es esto” afirma la galerista, con tono de “es sencillamente esto” (de lo que trata el arte), al final de la película. El lenguaje de simón altkorn suele hacer explícitas las múltiples referencias que lo alimentan, desde la fotografía contemporánea a la historia del arte. la mezcla de instantánea y puesta teatral de lorca di corcia, las claves intrigantes de jeff wall, los escenarios enigmáticos y sexualmente cargados de balthus, las pesadillas eróticas de fussli y los primeros románticos, entre otras citas, se dan encuentro en “autoclave”. en fin, la presencia amenazante de esta máquina desliza una secreta gradación ética en la sucesión vertiginosa de situaciones que teje esta historia. si todo trata, en definitiva, del miedo al otro, no es lo mismo el hombre que encarna una fantasía de aniquilación que la mujer celosa o amante al borde del sometimiento. Hay una escala en las formas de amar y, como flaubert, el artista podría decir también madame bovary, c´est moi. Valeria González.

Foto de Galeria