Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Jueves 19 de Octubre de 2017

Arriba

Top

Eduardo Galeano en el MAPI

<!--:es-->Eduardo Galeano en el MAPI<!--:-->

 

EXPOSICIÓN “MEMORIA DEL FUEGO”. EDUARDO GALEANO EN EL MAPI

 

Eduardo Galeano en el MAPI. Se inaugura la exposición “Memoria del Fuego”.

El próximo sábado 7 de julio a las 11 hs. el MAPI inaugura la exposición “Memoria del Fuego”, basada en la trilogía homónima de Eduardo Galeano, al conmemorarse el 30 aniversario de la primera edición, con la presencia del escritor y de Luis Felipe Noé.
En la exposición se exhibirán una selección de 80 dibujos originales realizados por el artista argentino Luis Felipe Noé para una edición especial publicada por el diario Página/12 de Buenos Aires entre 2008 y 2010.
La muestra estará integrada también por textos del libro de Galeano, audios con la voz del escritor leyendo fragmentos de la obra, videos, manuscritos, fotografía, críticas literarias, ediciones en varios idiomas y se proyectará el largometraje “El siglo del viento” del realizador Fernando Birri, basado en el tercer tomo del Memoria del Fuego.
En la inauguración estarán presentes Eduardo Galeano -que leerá fragmentos del libro- y Luis Felipe Noé, y se llevará a cabo en la sede del MAPI, 25 de Mayo 279, esq. Perez Castellano, Ciudad Vieja.
Memoria del Fuego recorre la historia de los pueblos originarios de América Latina desde un pasado mítico hasta la década del 80 del siglo XX, combinando referencias históricas con detalles propios de la poesía épica, recursos del ensayo y de la novela.
En el marco de la exposición el MAPI y el Correo Uruguayo presentarán tres sellos postales realizados especialmente para la ocasión, y MAPI Diseño ofrecerá nuevos productos alegóricos: lápices, pins, postales, remeras- diseñados por Patricia Cerbán-, y en la librería del museo se podrán adquirir los libros de Eduardo Galeano, discos compactos con su voz, y la edición especial ilustrada por Luis Felipe Noé.
La muestra producida con el apoyo de los Fondos Concursables del MEC ya fue presentada en Tacuarembó, y luego de concluía su exhibición en Montevideo, se mostrará en Maldonado, Rocha y San José.
En la ocasión se inaugurará una nueva sala y el espacio audiovisual, restaurados por la Escuela-Taller de Restauración, integrada por beneficiarios del Programa Uruguay Trabaja (MIDES) y gestionada por integrantes de la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ).

 

 

Galeano por Galeano

Nació en 1940, cuando el mundo no esperaba nada bueno.
Según los astrólogos, aquella mañana el sol y la luna estaban de visita en la casa de los peces, lo que explica su tendencia a meterse en líos. Su signo, Virgo, es responsable de su fastidiosa manía de perfección y su ascendente, Libra, tiene la culpa de sus insaciables hambres de mundo.
Con el paso del tiempo, se hizo evidente que no servía para nada.
Había nacido gritando gol, como todos los bebés uruguayos, y quiso jugar al fútbol. Fue un mamarracho.
Después quiso ser santo. Peor.
Intentó dibujar, y pintar, pero nunca consiguió nada digno de ser mirado.
Cuando se convenció de que era un inútil total, se hizo escritor. Sus obras más elogiadas son tres artículos que circulan con su firma en Internet. Él nunca los escribió.
Hace ya unos cuantos años, cuando estaba dando sus primeros pasos en el oficio, su compatriota Juan Carlos Onetti lo estimuló diciéndole:
-Mirá, pibe. Si Beethoven hubiera nacido en Tacuarembó, habría sido director de la banda del pueblo. Años después, un niño de una escuela de Salta, en el norte argentino, le envió otro mensaje estimulante: – Seguí escribiendo, que vas a mejorar.
Y en eso anda.
Cada día camina por la costa de Montevideo, donde nació y creció, y ella, la costa, lo camina, caminante caminado, y en esos lentos ires y venires van y vienen las palabras que le caminan adentro.
Lo grave es que las deja salir”.

 

Noé por Noé

En 1933, el mismo año en que Hitler había asumido el poder en Alemania y Roosevelt  la presidencia en Estados Unidos, nació en Buenos Aires Luis Felipe Noé con todos los signos en Géminis.
Tal vez por ello su familia, el dibujo y la contemplación  de figuritas (entre ellas pinturas célebres) fueron su refugio. Si bien su padre, Julio Noé –quien ya había publicado antes de que naciera dos antologías de la poesía argentina– lo condicionaba naturalmente más a la literatura, lo informó también de todas las artes y sus vanguardias.
Al término del bachillerato, entró simultáneamente a la Facultad de Derecho y al taller del pintor Horacio Butler donde estuvo un año y medio, continuando después su formación como autodidacta. Habiendo abandonado la Facultad después de cuatro años, entró en el periodismo.  A los 23 años tuvo la audacia de hacerse cargo de la crítica de arte en el diario El Mundo.
En 1959 realizó su primera exposición en cuya inauguración se hizo amigo de Alberto Greco, Jorge De la Vega y Rómulo Macció. Con quienes después compartió un taller en lo que había sido la fábrica de sombreros de su abuelo. Con los dos últimos más Ernesto Deira se convencieron de que había que formar un grupo que superase la escisión entre figurativos y abstractos. Así nació la llamada nueva figuración argentina.
Extremando lo que él llamó asunción del caos, se encontró en 1966 fuera de la pintura, a la que regresó en 1975. Poco después, golpe de Estado mediante, vivió en París hasta 1985 y desde entonces vive en buenos aires.
Para entender quién es como artista está tratando de orquestar todos sus pasados, siempre empezando de vuelta y, si es necesario, recurrir a la escritura para aclararse algo”.

 

 

 

[showtime]

Ilustración de Luis Felipe Noé – Gentileza MAPI