Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Martes 26 de Setiembre de 2017

Arriba

Top

No Comments

«El arte como norte y destino»

«El arte como norte y destino»
Por: María Fernanda Noble

Entrevista a Liliana Rodriguez

La Galería Rodríguez se encuentra emplazada en la zona del abasto, está compuesta por amplias salas y grandes ventanales, cuenta con dos jardines, uno interno de invierno y otro exterior ubicado al fondo, allí sobresale una pileta de natación que los artistas intervienen en verano. El diseño arquitectónico conserva los rasgos de otras épocas, sin embargo, la galería se encuentra reciclada con un soberbio estilo. Es un espacio emergente por donde circulan decenas de artistas noveles y consagrados. Desde que Liliana Rodríguez abrió las puertas al público, no ha parado de trabajar. Quisimos saber la formula de su éxito, motivo por  El Gran Otro fue a entrevistarla.

Antes de abrir esta galería, eras  artista?

Hay muchas maneras de ser artista. En mí siempre hay un bichito que me vuelca hacia ese lugar. Y creo que hay diferentes formas de expresar el arte, a través del canto, del baile, de montones de cosas. Creo que uno desde chica tuve esa vocación artística aunque no sabía bien cual era mi rumbo. A los 15 quería diseñar, pero no me terminaba de cerrar, después me recibí de profesora de educación física y ahí descubrí que me encantaba dibujar los músculos del cuerpo humano, también me gustaba armar coreografías.  Más adelante tuve un negocio y ahí diseñaba vidrieras. También me gusta mucho la escenografía. Siempre tuve una veta creativa latente, no me considero dibujante pero me encanta.  También pinto. Pinté y expuse durante mucho tiempo.

¿Cómo nace esta galería?

Esta casona es de 1820, en su tiempo entraban carruajes y había aljibes. Era una casa muy linda, muy bien posicionada. Yo buscaba techos altos, y cuando la visité, a pesar de estar casi derrumbada, me emocioné porque vi todo su potencial.   Es una casa con historia, las primeras dueñas fueron dos monjas y ellas dejaron muchas obras de arte que un día encontré y las guarde. También, durante un tiempo, un Papa se hospedo acá, pero eso ya paso hace muchísimo tiempo.

¿Compraste esta casa especialmente para convertirla en galería?

No. En realidad estaba buscando una casa, y compré esta porque me impacto, tenía amigos arquitectos que sabía que iban a hacer un buen trabajo de reciclaje. Pero me dijeron: «La casa tiene un potencial bárbaro…pero está en Almagro» Y yo les respondí: «¿En dónde está el arte? ¿En Belgrano? ¿En San Telmo? ¿En Once?  Acá en Almagro está lleno de gente que se dedica al arte en diferentes disciplinas. Y las galerías se están mudando a diferentes barrios de capital» Entonces decidí apostar a este barrio, sabía que iba a crecer, por todo el arte que hay. Solo dando la vuelta a la manzana te podes cruzar con artistas importantes.  Y así surgió, hacer de mi casa, una galería de arte.

Tu carrera como artista ¿Se vio suspendida por el trabajo en la galería?

Quedo en stand by, al principio pintaba mucho, exponía en museos y galerías. Pero este espacio de arte lleva mucho trabajo, armar una agenda anual, seleccionar artistas, ocuparse de los catálogos, la difusión, es mucho trabajo y eso te quita tiempo. A veces cuando tengo momentos tranquilos doy alguna que otra pincelada.

Uno siempre vuelve al primer amor

Y si…muchas obras empezadas, muchas otras vendidas. Pero este proyecto de la galería de arte me lleva mucho tiempo y también me apasiona. Porque quiero darle a los artistas, a todos los grandes artistas que tenemos,  la oportunidad de mostrar su trabajo. Hoy en día hay menos lugares para exponer.

¿Proyectos para el  2017?

Para mi este año ya se fue!  El próximo viene con muchas expectativas y mucho trabajo. Ya estamos seleccionando obras porque todas tienen que tener un hilo conductor. Antes de colgar se las estudian junto al crecimiento de los artistas, se cuida que las exhibiciones tengan una línea curatorial, ese plus va  más allá del mercado del arte, en eso consiste mi propuesta.

Desde que empecé,  artistas muy importantes me dijeron –  y creo que peco de vanidad – que esta era una de las mejores galerías de Buenos Aires y yo les decía: « lástima que no sea móvil para poder trasladarla a otros lugares, a San Telmo por ejemplo, donde hay más turistas y en consecuencia más movimiento de mercado de arte.»

Es una galería muy joven aun, tiene mucho potencial ¿Cuáles son los artistas permanentes?

Victor Chab, Helena Distefano, Heriberto Zorrilla, Raúl Ponce, Salvador Costanzo, Ponce Boscarino. Estuvo hasta hace poco Hernan Dompé junto a Lorena Costantini. Hay obras permanentes en la galería y otras de artistas emergentes que circulan.

Liliana esta pensando incluir en breve, Workshops, presentar performances y continuar con las instalaciones de verano. Quiere poner el acento en la promoción del arte y la cultura a través de un programa de actividades. Ella no se cansa de enfatizar que el arte es su norte y su destino.