Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Viernes 22 de Setiembre de 2017

Arriba

Top

El Hombrecito: «Lo más importante de la obra es la búsqueda de los sueños»

<!--:es-->El Hombrecito: «Lo más importante de la obra es la  búsqueda de los sueños»<!--:-->

 

TEATRO

 

Por Marcos Brugiati

 

Visitamos el histórico Teatro de la Fábula para presenciar la inauguración de la obra de Carlos Pais, El Hombrecito, dirigida por Pino Siano.  

 

La puesta en escena nos invita a pasear por los recuerdos, la esperanza y la amistad, por la música de dos desconocidos que en soledad intentan descubrir un crimen proyectando momentos históricos que revolucionaron nuestras vidas.

El Hombrecito es un obra cálida, intimista, llena de humor, grotesco y altibajos climáticos. Todo sucede en un bar, en aquellos años donde Gardel, el bolero, el desarraigo y los compadritos inundaron el paisaje cotidiano. El encuentro de un supuesto testigo y un supuesto investigador inician la historia que después dará un vuelco. La obra está protagonizada por Martín Portela y César André, dos actores que además de cantar  legendarias canciones de tango, de boleros, de murgas, intentan hacer del público su cómplice.

Hablamos con el director Pino Siano, que nos confesó su emoción por montar un espectáculo en el prestigioso, bohemio y reconocido Teatro de la Fábula, fundado hace más de 46 años.

 

 

¿Cómo nace El Hombrecito?

Es una idea que la escribió mi primer profesor de teatro, Calos Pais, que falleció hace dos años. Sentí que ejecutar este proyecto sería una suerte de homenaje para con él. Lo más importante de la obra es la  búsqueda de los sueños y la realización de estos. Un Hombrecito y un Señor solitarios, que tienen un tremendo amor por la magia de la música, apelan a lo que no fue, al desarraigo y a la esperanza. La obra genera mucha complicidad entre el actor y el público.

 

¿Cómo se proyecta la murga, el tango, en la obra?

Creo, por sobre todo, que la murga en la obra es la sociedad, es el estar todos juntos aunque cantemos, bailemos mal, o seamos diferentes.  El tango tiene que ver con la imagen del hombre eterno que es Gardel, a quien uno de los personajes tiende a aferrase para cumplir sus deseos bloqueados.

 

¿El crimen del que habla la obra es una utopía?

Solo voy a decir que puede ser una metáfora o no. Creo que hay cosas que van sucediendo en la vida, en la historia, que son intocables, que hay que respetarlas.

 

¿Por qué deberíamos ir a ver El Hombrecito?

Porque allí el espectador además de reír, emocionarse y transmutarse a otros momentos de la historia, también podrá reflexionar sobre la amistad y el amor de los deseos sin dejar de observar la ternura, la delicadeza.

 

 

El Hombrecito: todos los viernes 20:30 en el  Teatro de la Fábula, Agüero 444. Reservas 4862 6439.

 

 

[showtime]