Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Lunes 18 de Diciembre de 2017

Arriba

Top

No Comments

Entrevista a Lucas DM- Espacio Pla

Entrevista a Lucas DM- Espacio Pla

Espacio Pla presenta #1 Persistencia, muestra de Lucas DM con la curaduria de Lucas Zambrano, que propone una instalacion sonora visual espacial temporal, que procesa muestreos sonoros en tiempo real buscando persistir en el espectador la fenomenologia de la seleccion perceptual, alterando el sentido del espacio y tiempo en la sala, produciendo reflejos y transformaciones de la toma original.

La primera impresión al ingresar a la sala de exposición fue de incertidumbre, de esperar ver una instalación 2D como en la mayoría de las muestras audiovisuales. La instalación de Lucas nos obliga a agudizar los sentidos, sobre todo la escucha atenta de lo que sucede en el espacio, seguido por unas visuales lineales proyectadas en las paredes que van al ritmo de los sonidos, un efecto casi mántrico, de enfoque, que a la vez, permite imaginar una situación, justamente un recorte de la realidad a cuál nos encontramos sensibles o más perceptivos en el momento.

Lucas DM propone un recorte sonoro de la realidad, del cotidiano del cual todos formamos parte. Presenta el desafío de combinar la tecnología con los sentidos y las emociones humanas, que se entremezclan y permiten llevarnos una experiencia distinta.

¿Cómo empezaste a producir instalaciones audiovisuales o por qué te orientaste al arte digital o tecnológico?

Siempre estuve bastante vinculado al arte y al diseño, mis padres son artistas plásticos y por otro lado venía siempre experimentando con electrónica, tena un fondo de estudios que venían por ese lado y de intereses también, entonces naturalmente se me empezaron a cruzar las cosas. Siempre me interesó el desarrollo de imagen por computadora, hasta que en el año 2000 más o menos, mi primo, que es diseñador gráfico y fue una gran influencia para mi, llegaba con el walkman cuando era yo era muy chiquito, siempre tenía la data de música, me empezó a mostrar esto de operar video en tiempo real, que recién en los 2000 fue posible hacerlo con una computadora portátil, poder trabajar realmente la materia, sino era algo muy costoso, algo a lo que no se tenía acceso. Entonces ahí empecé a unir las dos cosas, hacer cosas de programación y poder trabajarse en vivo, empecé como Vj haciendo visuales en fiestas y shows, y hace como 6 años formamos un equipo junto con otros Vjs que terminamos haciendo cosas similares junto a Martin Borini y José Gimenez, que lo usamos como plataforma de experimentación en todo lo que hacemos, es el lugar que tenemos para desarrollar y probar cosas, y las aplicamos comercialmente o en instalaciones. Y en estos ultimos 4 años empecé a desarrollar más instalaciones audiovisuales, con la idea de tratar de convertir el espacio, que no sean cosas contemplativas como de una o de dos dimensiones nada mas, sino que la sensación sea espacial, de modificar el espacio y lo que se percibe con él.

Mi formación es autodidacta, no tengo un estudio formal, y en el espacio con mis compañeros desarrollamos y potenciamos las cosas que se nos ocurren, mucha internet y mucho hacer. El Vj es una disciplina muy nueva. No había una figura que ocupe ese lugar en shows e instalaciones. Era tan específico y novedoso que se abrió a otros rubros y disciplinas, como teatros e instalaciones, empiezó a tomar control de otras situaciones en tiempo real.

¿Cómo ves al espectador en relación a instalaciones tecnológicas o de arte digital? ¿Cómo se recibe en general?

El espectador es parte fundamental en todo esto, lo veo como que lo recibe absolutamente bien porque es algo novedoso que rompe lo establecido con lo que uno va a ver convencionalmente a un museo o espacio de arte. Desde ese lugar tiene una respuesta positiva porque es algo nuevo, y otras veces se termina pecando de que lo novedoso y lo tecnológico queda como muy por arriba de la obra o de un mensaje o del sentido que tiene que todo eso se haya desarrollado y programado. Es un crítica que hago, son cosas que suceden, que por ahí es algo natural por el tiempo que tiene esto, ya que no está tan incorporado en la sociedad. Entonces es como que el truco o el efecto tecnológico muchas veces queda por encima de lo que se quiere decir, o lo tapa o invisibiliza, te quedas con el artilugio tecnológico y nada más. El desafío es ese también, lograr algo que sea contundente en lo que comunica, que tenga un sentido y genere una experiencia que valga la pena.

¿Por qué el nombre Persistencia?

Surge un poco de cosas que venimos investigando de la percepcion del tiempo, con Luciano empezamos a darle forma un poco a estos conceptos que vienen aparejados con la percepción operando sobre algo que nos marca ese tiempo para transformarlo y cambiar esa percepción. Originalmente veníamos trabajando con los conceptos de persistencia, multiplicación y retraso que se corresponden con operaciones del sonido, cuando un sonido queda grabado, cuando se repite en el tiempo, el sonido rebota en el espacio y se vuelve a escuchar. Y lo que nos pasa cuando los llevamos a todos los sentidos, más allá de la percepción de lo que sucede, también lo que cambia esa percepción es el estado de animo, lo emocional que está pasando. Y un poco era esa la idea, de todos estímulos que recibimos con qué nos quedamos, cómo filtramos, qué queda de todo esto.

¿Por qué utilizaste sonidos del cotidiano en la instalación?

Para llevarlo a un plano de lo real, de lo que somos y hacemos todos, la gente forma parte de eso. Queríamos tomar una muestra de cada individuo que entre a la sala, que forme parte de ese todo. Nos parecía interesante trabajar con el audio que generan las personas y el entorno. Todo tiene un rebote, todo queda.

¿Tenés referentes?

No puntualmente, hay un montón de gente haciendo instalaciones. Sí me nutro de un montón de cosas, música, arte tradicional. Pero en lo que puntualmente desarrollo, mis referentes son mis pares con los que trabajo.

¿Por qué elegiste este espacio?

Desde hace un tiempo tenía ganas de hacer algo en este espacio. Un día me llegó una propuesta de Lucas Zambrano, el curador de la muestra, y se dio la posibilidad de hacerlo.

¿Cuál es el mensaje a través de la muestra?

El mensaje podría llegar a ser escucharse un poco más a uno mismo y al otro, y ser consciente de lo que nos rodea, y hacer el ejercicio de con qué nos quedamos de eso, qué es lo que filtramos, más allá de lo estipulado o lo convencionalmente pactado. Y estar atentos al recorte de la realidad que hacemos.

En palabras del curador: “un algodón rojizo, repleto de olor a acetona, el traqueteo de la bicicleta al andar, la sonrisa en su boca, el filo del ventilador y la muchedumbre blandiente al salir del subte. Percibir es un acto de selección, fenomenológico, pero también de vinculación. Organizar, interpretar y sincronizar los estímulos pretenden un reflejo de lo otro. Tomamos el bondi, nos escurrimos entre los pasajeros, que también somos nosotros, nos sumergimos en una marea de eventos y sujetos que son abordados por el rebote de diferentes ondas: luz, sonido y otros emisores de energía. Todo refleja con todo, como los estímulos, metódicos e inabarcables en su totalidad pero denotados por nuestra atracción, determinados por resonancia, amplificándose al coincidir en frecuencia, anulándose por diferencias de fase.”

Siguiente Artículo

Esta es la mas reciente nota