Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Lunes 26 de Junio de 2017

Arriba

Top

No Comments

Entrevista a Patricia Malanca: “El tango fue el arma de defensa o mi propia resiliencia en medio de lo atroz”

Entrevista a Patricia Malanca: “El tango fue el arma de defensa o mi propia resiliencia en medio de lo atroz”

Por Marifé Marcó

 

Patricia Malanca, cantante de tangos, psicóloga y funcionaria pública – actualmente directora de Cultura en la Legislatura Porteña por Nuevo Encuentro-  hace unos meses sacó su primer disco La Malanca.  Patricia desarrolló su carrera artística cantando tangos en los suburbios porteños, en escenarios comerciales y de gira por Europa recorriendo milongas y tanguerías de España, Italia y Francia. Una mujer apasionada con un perfil interesante, que entrelaza el tango, la política y la militancia social.

¿Por qué tu disco se llama LA MALANCA ?

 

El título del disco surge de una contingencia fonética con mi nombre. Mucha gente me pregunta si mi apellido es seudónimo. Nada de eso. Es así de origen. De chica esa planicie de “muchas A” en el apellido, me facilitó hacerme popular en el pago chico (Avellaneda), como también le facilitaba a mis docentes que lo memorizaran y me encontrara rápidamente en la lista para llamarme a dar clase al frente. Un apellido cantábile que además cifra un código de mi historia familiar. Malanca tiene raíz celta y tiene cuna en Rumania, inmigrantes que llegaron a la Argentina a principio de siglo xx. La fortaleza del apellido está en la reiteración de vocales que refuerzan el concepto de femeneidad. En la primera vocal A del apellido estamos ante el anuncio de una mujer simple, en la segunda vocal A pareciera que vamos a forzar femeneidad, pero cuando anteponemos el artículo femenino LA estamos ofreciendo el fonema MALANCA como símbolo, bandera o emblema. Mi historia, mi vida, mi metejón con el tango,  está en ese código “malanca” que es una de las historias posibles de una mujer en este enjambre urbano porteño de almas que construyó mi identidad, y ojalá permita que se forjen otras identidades mientras escuchan el disco.

 

¿En qué momento de tu historia se te cruza el tango y por qué lo elegiste como género para expresarte?

 

Empecé a cantar tango desde muy chica. Fui una de esas niñas prodigios que deleitaba en las reuniones familiares y en actos escolares a los adultos. Probablemente cuando repetís letras de tango siendo adolescente, la poesía profetice lo venidero, y mi vida se parezca a un tango. Pero además, me crié en un barrio pobre, en una familia obrera, luchadora, de trabajadores, por lo que siempre pensé que hay una parte de la historia que uno amasa con el esfuerzo y el trabajo. En el pequeño mundo tango, hice todo lo que había que hacer.  Festivales, integrar elencos, hacer giras internacionales, ganar concursos, tocar en bares para 2 personas, o en teatros para 20000, tele, radio. El disco con un criterio conceptual era algo que me debía. Tengo la suerte de haber madurado el tiempo suficiente para elaborar un producto de calidad que pudo ser plasmado a través de la producción general de Dany Rivas y la producción musical de Pelu Romero para ArtMenú

 

¿Qué cosas diferencia tu disco de tangos de otros discos de mujeres cantoras?

 

El disco crea una atmósfera sonora íntima y de mucho terciopelo. Es un disco ideal para rincones del alma, para el auto de la dama o la cocina del caballero, para cuando uno necesita un momento a solas, para la hora de recordar lo inconfesable. Es un disco para escapar con la imaginación de lo urbano sin salir de la urbanidad. Pero además, enhebra tangos viejos con tangos nuevos de autores jóvenes como Diego Baiardi y Martín Elizalde que cada uno en lo suyo, andan por el palo del rock. Incluso el diseño del disco “se come con la vista”, porque el arte de tapa es notable. Sebastián Gallo el diseñador acaba de ganar un par de premios por el arte de LA MALANCA. Al abrirlo, no sabés qué tenés más ganas de hacer primero, si mirarlo, escucharlo o leerlo. Supongo que por eso, lo encontrás en venta en disquerías de calle Corrientes junto a los libros.

 

 

Algún track en particular para recomendar?

 

A cada persona que adquiere el disco siempre le pido lo mismo: “escuchá el disco entero de principio a fin una sola vez y después hablamos”.  Y la recomendación no falla. Quien viene a verme después de haberlo escuchado, vuelve como amigo aún sin conocernos,  porque se crea cierta complicidad, como aquella que se crea entre un lector y su escritor al terminar de leer una novela.

 

Estuviste presentando el disco en otros países?

 

Hace un par de meses volví de Europa donde estuve presentando el disco con muy buena repercusión en milongas y festivales de Italia, Francia y España. A raíz de eso, estoy en varios proyectos paralelos vinculado con el tango cantado en vivo para ser bailado en milongas con producción de “NodoyAbasto”. Además de las presentaciones de LA MALANCA en Buenos Aires con diferentes formaciones musicales producida, la generosidad de los directores y coordinadores de la Sinfónica Nacional de Ciegos me ha permitido este año sumarme en varias de sus presentaciones como cantante invitada. También integro el trío “Muñecas Bravas” que es una propuesta de un trío de cantoras con diferentes personalidades arriba del escenario y en el estilo de interpretación del tango. En ese formato hacemos presentaciones por todo el país. Además, sigo gestionando con mucho orgullo y dedicación, la dirección de cultura del palacio legislativo de la Ciudad de Buenos Aires, legiscultura.

 

 

 

Sobre el tango y la militancia

No me crié acunada en el arrullo de un tango ingenuo. Me crié en un ambiente familiar obrero, con militancia gremial y en una época donde el tango como el rock, eran vehículos de protesta. Lo que más me fascinaba de escuchar tangos de adolescentes, era buscar la historia y el contenido socio político que daba origen a las metáforas de las letras de Manzi, Cadícamo, Discépolo, Expósito. Tal vez, acostumbrada a las carencias, necesité respaldarme en algo más que el tango y me gradué de psicóloga en la UBA. Incluso durante algún tiempo, sostuve mis estudios cantando. A poco de haber estrenado consultorio con diván, el país se hundía en la peor crisis económica. Sentí la obligación y el compromiso de salir a trabajar en lo comunitario y me especialicé en la temática de personas que duermen en la calle. Estuve 10 años trabajando en el Estado, conduciendo programas sociales de abordaje territorial, siendo parte del ejército silencioso de profesionales que en el ámbito social contuvimos a cientos de miles de excluidos del sistema, durante esos años aciagos. Nunca dejé de cantar tangos. Me he sentado muchas madrugadas a cantar tangos en las ranchadas que se armaban en las plazas de la Ciudad, entre esas almas de linyeras, locos, sabihondos y suicidas. El tango fue un elemento de conexión con quienes atendía en el trabajo social, era el arma de defensa o mi propia resiliencia en medio de lo atroz, y hoy en día, es mi copa de celebración porque el país ha podido superar todo aquello. La trayectoria de mi historia, está entramada con la historia de mi país. Recuerdo perfectamente lo vivido, y siento un compromiso espontáneo y permanente a vincular el arte con lo social, así como me es espontáneo integrar proyectos colectivos que destaquen a la política como la mayor arma de transformación social que poseen las minorías para conquistar derechos y para garantizar un país mas igualitario.

 

 

 

Patricia Malanca
presenta

LA MALANCA
http://patriciamalanca1.bandcamp.com  

Fechas noviembre:

Viernes 8, 15 y 22 – 21:30 hs
El Banderín 
Guardia Vieja 3601 C.A.B.A.
Acompañada por el Maestro Marcelo Baldonedo (8 y 22/11) y Trío FundamenTango (15/11)

Sábado 9, 22 hs
La noche de los Museos
Museo Carlos Gardel 
Jean Jeaures 735 C.A.B.A.
Acompañada por el Dúo La Conspiración (Lisandro – Tripa)

Jueves 21, 21 hs
Los Chisperos
Carlos Calvo 240 C.A.B.A.
Acompañada por Osvaldo Belmonte, Quique Condomí, Tripa Bonfiglio y Lisandro Silva