Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Domingo 25 de Junio de 2017

Arriba

Top

No Comments

«Fragilidad» obra clave de Carolina Magnin

«Fragilidad» obra clave de Carolina Magnin

Por Margarita Gómez Carrasco

La obra Fragilidad de Carolina Magnin hunde sus raíces en una circunstancia que vivenció y que la llevaron a cuestionarse sobre la lasitud de la memoria. Su trabajo nos invita a reflexionar sobre la extinción total del registro de los recuerdos. Tema complejo e interesante con aristas que convergen en la concepción freudiana. El organismo físico tiene sus propias leyes – su propia mecánica de funcionamiento y autoprotección- que cuidan de no exponer al sujeto a situaciones vulnerables. Tal vez, el olvido total sea una posible solución, borrarse para poner coto a un sufrimiento intolerable.

Carolina Magnin comenzó a trabajar sobre vidrio en el 2013, para una muestra en el Museo Emilio Caraffa en la provincia de Córdoba, durante el proceso  del armado decidió trabajar con imágenes de diapositivas digitalizadas con un scanner con transparencias. La artista busca hacer visible el paso del tiempo impregnado en el propio soporte. Para Mangini el soporte de la obra tiene que tener una relación conceptual a la idea de la obra, nada es aleatorio, por ese motivo decidió usar vidrio, por su fragilidad y las transparencias, aluden a la descomposición de la imagen.

El término «Fragilidad» es el núcleo de la obra y, – la manera en que está expuesta – no está librada al azar, un vidrio sin marcos, que no está colgado sino apoyado, con el riesgo de caerse en cualquier momento. Conceptualmente se relaciona con la fragilidad de la memoria y como nuestra entidad individual está ligada completamente a lo que recordamos. Para Carolina, el recuerdo es un hecho ficcional que está ligado a un momento, que vamos modificando sin darnos cuenta.

Carolina se formó estudiando Artes Combinadas. A los 22 años compró su primera cámara, fue el inicio de su interés por la fotografía. Estudio en la Escuela Argentina de Fotografía, y realizo una especialización en ICP (International Center of Photography).  Se desempeñó en forma profesional varios años –  lejos del arte-, hasta que tuvo su primera exposición en el Centro Cultural Recoleta, ahí fue cuando comenzó a trabajar con fotografías de su archivo familiar, luego realizo una exposición donde proyectaba fotografías sobre telas traslucidas. Desde entonces, su trabajo como artista profundiza en la memoria en un intento por desentrañar el enigma del ser humano. Trabaja con fotos familiares hasta archivos médicos, su obra transmuta y se diversifica en base al tema de la memoria.

Sus artistas de referencia son: Chris Marker, Christian Boltanski, Doris Salcedo, Andrei Tarkovski.