Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Lunes 24 de Julio de 2017

Arriba

Top

No Comments

GUSTAVO VIDAL “Coleccionismo Emergente”

GUSTAVO VIDAL “Coleccionismo Emergente”

Por Gabriela Acha

El coleccionismo de obras de arte promovido por el afán de conservación y posesión, cumple un rol importante en el campo del arte actual como fuente de financiamiento y difusión de la producción artística. Gustavo Vidal, arquitecto nacido en Villa María, Córdoba, inició hace siete años su camino en esta actividad, motivado por el reconocido coleccionista cordobés José Luis Lorenzo. En Córdoba, es el único que tiene una colección destinada específicamente a la fotografía. Entre sus artistas se cuentan: Liliana Porter, Graciela Sacco, Adriana Lestido, Hugo Aveta, Marcos López, Nicola Constantino, Celeste Martínez, Adrián Villar Rojas, etc.

En mayo de 2014 fue invitado por el director del reconocido Museo de Bellas Artes Evita, ex Palacio Ferreyra, para realizar una exhibición en el marco del «Programa Colecciones», un ciclo de muestras destinadas a colecciones privadas.

¿Considerás la difusión de tu colección un objetivo en sí? Creo que el archivo funciona mostrándose, sino la colección queda guardada y tienen acceso solo las pocas personas que visitan mi casa. Me gusta, en la medida de lo posible, colaborar prestando obras cuando alguien lo requiere, aunque moverlas implica un cuidado especial porque son obras grandes. Pretendo fomentar el coleccionismo, que funciona por contagio, si yo sigo mostrando seguramente se van a acercar otras personas. Quiero que las cosas se vean, uno hace un aporte desde su lugar para hacer circular y difundir las piezas de estos artistas, que son todos artistas vivos. Actualmente colaboro con la exposición de Arte Contemporáneo en el Cabildo Histórico de Córdoba, realizada con motivo de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia Argentina, curada por Tomas Bondone.

¿De qué modo influye tu profesión en este oficio de coleccionista? Muchas personas aseguran que es evidente en mi colección que soy arquitecto, por las obras que elijo y cómo las monto. Considero que está involucrada siempre la arquitectura. En el caso de la muestra que realicé en Museo de Bellas Artes Evita tuve la posibilidad de diseñar el montaje prestando especial atención a la arquitectura del Museo.

¿Cómo llegaste a conocer la obra de Karina Acosta y qué te llama la atención de su producción? José Luis Lorenzo y Gabriel Valansi me recomendaron su obra. Es una artista que tiene que ver netamente con una cuestión social, nada es casual, toda la producción de Karina manifiesta un compromiso social, eso es lo que más me gustó de ella. Adquirí tres fotografías de Karina, llamadas «Vestido 1, 2, 3», de la serie Seis, se trata de una serie de vestidos que ella hizo con el tema del abuso de menores. Luego de que obtuve las piezas, ella comenzó a trabajar con el video; video y fotografía tienen mucho en común. Considero que está creciendo cada vez más como artista y es una persona muy comprometida con su trabajo.

¿Tenés algún comentario acerca del coleccionismo emergente? Me interesa desmitificar al coleccionista como un personaje exótico, de clase alta, yo vengo de una familia de clase media, mi familia no tiene nada que ver con el arte, trabajo como arquitecto y parte de lo que gano lo invierto en arte. Entonces, propongo que cualquiera puede ser coleccionista, es una actividad que se puede adaptar a los intereses y posibilidades de cada persona. Esto permite que el arte crezca en Argentina.