Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Lunes 20 de Noviembre de 2017

Arriba

Top

No Comments

HOTEL DORA “Construcción de ayer y hoy”

HOTEL DORA “Construcción de ayer y hoy”

Por Patricia Esperanza

El Gran Hotel Dora es una de las joyas arquitectónicas que tiene la provincia de Córdoba, se encuentra emplazado en el casco céntrico de la ciudad, equidistante a los principales centros comerciales y a la Manzana Jesuítica – declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO-, la plaza San Martín y la Iglesia del Sagrado Corazón. El hotel está decorado desde la recepción hasta el restó con iluminación de Art Nouveau y Decó, en sus paredes lucen obras de maestros del arte argentino. Gracias a su ubicación estratégica y su excelente servicio es el lugar elegido por el viajero. Para conocer en que radica este éxito entrevistamos a su gerente Sebastian Fernández.

¿Hace cuántos tiempo estás al frente del Dora en Córdoba? Empecé este año como gerente, trabajo para un grupo que tiene varios hoteles, pero yo desde hace unos 15 años que estoy trabajando en hotelería.

Cuando vos llegaste, ¿qué fue lo primero que te propusiste hacer con el patrimonio del hotel? Porque veo que hay muchos objetos que están puestos en valor, ya que son antiguos y tienen una historia. Justamente lo primero que noté fue el patrimonio histórico que tiene, porque el hotel data de los años 70, y ha sido uno de los íconos de la formación de la hotelería en Córdoba, y se puede apreciar en el hotel obras de arte, detalles en herrería, los vitró, lámparas y arañas, ese patrimonio fue lo que más me sorprendió, y es lo que marca la diferencia.

Me enteré que habían encontrado adentro de las habitaciones obras de Pérez Celis y otros artistas importantes. Sí, ahora las retiramos obviamente, las guardamos para conservarlas, y todo el hotel tiene óleos de diferentes artistas, hay artistas cordobeses, artistas que son más a nivel nacional, pero hay muchas obras de arte en el Hotel.

¿Tenés pensado armar una muestra con esas obras de arte? Sí, está contemplado mostrar al público este patrimonio en el futuro. Cuando ingresamos al hotel, el estado edilicio no era el óptimo, sin embargo hemos hecho un trabajo muy hormiga, de ir renovando pero sin tocar, y siempre conservando su patrimonio, su arte tiene un estilo muy marcado y definido de la época de los 70, entonces la idea es conservar eso, y llevar el hotel al nivel que nosotros pretendemos.

Hablemos ahora del tema de la gastronomía ¿Cuál es la propuesta que tiene el hotel? Nuestra cocina es muy simple, pero tratamos de darle el ambiente de un hogar, queremos que la gente venga y se sienta como en su casa, no tenemos una cocina gourmet, el que viene acá sabe que va a comer un pastel de papas, una milanesa, va a comer algunas comidas más sofisticadas. Pero siempre conservando el estilo de una casa, una buena porción de comida, rica, cuidada, bien presentada, pero no vamos a lo sofisticado, porque no es nuestro estilo tampoco, pero siempre cuidando la materia prima, la presentación y el gusto.

¿Cómo está compuesto el equipo de la cocina? Por Rubén que está ahora en el restaurant como mozo, esta desde que se abrió el hotel, hace muchos años, entonces eso también es parte del patrimonio del hotel, la gente lo destaca, la atención de ellos, la velocidad, el oficio para trabajar. Y nosotros siempre hablamos del equipo de cocina, ellos son un equipo en gastronomía, nosotros tenemos un jefe de cocina, pero son parte de un plantel de cocina.

¿Y cuántos son? Tenemos siete personas. En cocina son cuatro, más tres mozos. Se destaca el trabajo en equipo, y hay cosas, por ejemplo contamos con un plato que es el «pollo Strogonoff», al que le dan una forma especial por un cocinero que se llamaba López, que estaba en los inicios del hotel, lo siguen haciendo exactamente igual, y es un plato que la gente que viene hace muchos años lo sigue pidiendo, a pesar de que nosotros tenemos un menú ejecutivo todos los mediodías, que los fines de semana hacemos otras cosas, tenemos opciones de merienda también. Por la noche es a la carta, y los fines de semana, cambiamos ese menú, hacemos otros un poquito más sofisticados, tenemos un menú light también todos los días, y aparte tenemos cinco opciones de meriendas diferentes, para el que quiere venir a tomar la merienda, que acá es muy normal, por la zona en la que está el hotel y por la clientela, que vengan a tomar té.

¿Qué otro servicio ofrece el Hotel? Trabajamos mucho con eventos también. Nuestro fuerte son los corporativos, tenemos privados a nivel social y trabajamos con varias marcas, con bancos que hacen reuniones ejecutivas, tenemos salones chicos como también uno más grande para más o menos 100 personas. Y después trabajamos a nivel hotel, con muchos grupos, equipos de fútbol, grupos de turismo. Gracias a dios, para nosotros viene siendo un muy buen año, del año pasado a este, el hotel viene creciendo muchísimo. Por otro lado, cuenta con dos fuentes muy bellas, y eso le da muchísima luz al restaurante y a todo el hotel, hay mucha vegetación en los patios, eso siempre es bueno. En primavera y verano empezamos a armar un patio cervecero, entonces
hay mucha gente que quiere comer afuera. En el microcentro es difícil encontrar un patio verde, son pocos los lugares que lo tienen.

¿Los paquetes qué incluyen? Incluyen, si es por agencias de viajes, un Rent A Car, gastronomía para la gente que quiere tener media pensión o pensión completa. Algunos incluyen desayuno, otros no, la verdad que tenemos paquetes muy flexibles, e incluso hay opciones especiales para grupos, para contingentes. Tenemos un abanico amplio y eso nos permite obviamente tener mayor ocupación y mayor flexibilidad al momento de reservar. Somos un hotel que está en crecimiento, y como gerente, realmente me enorgullece tener gente con tanta vocación de servicio.