Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Lunes 26 de Junio de 2017

Arriba

Top

No Comments

HUGO TORRES “Construcción de ayer y hoy”

HUGO TORRES “Construcción de ayer y hoy”

Por Marifé Marcó

Nuevas Propiedades es una empresa proyectada hacia el futuro. Bajo la atenta mirada de su dueño y director Hugo Torres, la inmobiliaria desarrolla inmuebles con una genuina toma de conciencia sobre la protección del medio ambiente. Para ampliar nuestro horizonte sobre el tema de Desarrollo Sustentable fuimos a entrevistarlo.

¿Podés explicarnos el concepto de «Desarrollo Sustentable» con el que están trabajando? El ambiente en el que nos desarrollamos como habitantes urbanos, ha sido condicionado a partir de un altísimo costo energético para protegernos de ciertas situaciones a las que la naturaleza nos expone. El concepto de «Desarrollo Sustentable» se instala en la sociedad a nivel mundial a partir de la toma de conciencia y, en consecuencia, se empieza a concebir la arquitectura con métodos y materiales que propongan un menor impacto negativo para el planeta. De esta forma, se busca dar respuesta al calentamiento global, al deterioro de la capa de ozono, al cambio climático y otros problemas.

¿Cómo se vincula este término con el emprendimiento inmobiliario? Podemos vincular este término con la arquitectura, ya que su objetivo inicial ha sido dar cobijo al ser humano, protegerlo de la intemperie en el desarrollo de sus actividades, creando un microclima controlado, más favorable que el que se encuentra al aire libre. A ese objetivo se han dedicado muchas generaciones que gracias a sus esfuerzos han logrado nuevos recursos y avances tecnológicos. El «Desarrollo Sustentable», como su nombre lo indica, es un «desarrollo», por lo que no implica retroceder al pasado y vivir con menos comodidades o haciendo frente a menos necesidades que en la actualidad. Desde siempre el hombre buscó condiciones de higiene, comodidad, orientaciones favorables, generación de ventilaciones naturales, entre otras, para protegerse así de las dificultades del clima.

¿Existe algún tipo de evaluación para construir? La ubicación, implantación en el terreno, las tipologías, instalaciones y hasta las terminaciones son algunos de los elementos que intervienen en una concepción global para determinar si un edificio cumple con las características de ser o no bioclimático. En la década del 80 surge el concepto de «Arquitectura Bioclimática» que propone utilizar distintas técnicas para aplicarse tanto en climas cálidos como fríos, adaptándose a las características locales cualquiera fueran y en cualquier época del año.

¿Cuándo aparece el concepto de «Desarrollo Sustentable»? Una década después, en los 90, se introduce el concepto de «Desarrollo Sustentable», cuando se busca diseñar y construir edificios que respeten el ambiente, dentro de una metodología que tenga en cuenta su ciclo de vida, desde la construcción hasta la demolición si fuera necesario. Hoy en día, la construcción es responsable de la extracción del 50% de los materiales pétreos y minerales, y del consumo del 30% de la energía primaria utilizada en climatización e iluminación, sin contar la energía gastada en la fabricación de materiales y sistemas, y en su transporte, así como también es causante del 50% de la contaminación ambiental. Es por eso, que en la actualidad, la relación Arquitectura-Ecología influye cada vez más en el diseño arquitectónico.

¿Qué nos puede decir sobre la Arquitectura Sustentable? La Arquitectura Sustentable involucra diseños preliminares que estudian futuros inconvenientes, distintos sistemas constructivos que puedan emplearse, la vida útil del edificio, entre otros. Busca reducir al mínimo las consecuencias negativas para el medio ambiente, aprovechando los recursos naturales de tal modo que se minimice el impacto, tanto en el ambiente natural, como en los habitantes, moderando el uso de materiales de construcción y de la energía consumida. Existen dos formas de actuar para trabajar en edificios que buscan ser bioclimáticos, las basadas en sistemas pasivos y las que lo están en sistemas activos. Las primeras buscan las orientaciones más favorables, en relación con el asoleamiento y los vientos dominantes, dimensionando los aventanamientos para que sean más eficientes, permitiendo la entrada de rayos solares y el viento cuando se desea, e impidiéndolo cuando sus efectos sean innecesarios. Se busca generar gran inercia térmica, con materiales que permitan distanciar las temperaturas externas de las internas. Todo ello tiende a mejorar la calidad del ambiente interior, y con ello la calidad de vida, pero según qué clima pueden no ser suficientes para acondicionar un edificio en todas las estaciones del año. En ese caso, deberíamos recurrir a los sistemas activos como colectores solares, generadores eólicos, captadores de energía geotérmica o hidrotérmica, entre otros. Este conjunto de sistemas tiene la propiedad de poder cubrir la totalidad de las necesidades energéticas de un edificio.

¿Cuál es la repercusión internacional y nacional sobre este concepto? La importancia que el tema tiene a nivel mundial se evidencia en la adopción de estos criterios hace ya varios años. Los principales países que se desenvuelven en este movimiento sustentable son Estados Unidos, Japón y el Reino Unido. En Argentina, el desarrollo es menor, pero estamos transitando un período de investigación que nos sirve de experiencia para validar soluciones y elaborar nuevas propuestas. El concepto de «Arquitectura Sustentable» es cada vez más escuchado en nuestro país y contamos con profesionales capacitados para poder llevarlo a cabo.

Desde nuestro lugar, como empresa constructora, estamos involucrándonos en el tema y pensando soluciones para el bienestar de las personas y el futuro del medioambiente, con el fin de llevarlas a cabo en nuestros próximos diseños. Hoy en día estamos trabajando en un proyecto ubicado en la Patagonia de nuestro país, buscando nuevas formas constructivas y de tecnología que nos permitan desarrollar viviendas con valor agregado. Es mucho lo que se puede hacer en relación a la utilización de recursos y las emisiones de gases contaminantes, se trata de cambiar mentalidades y apuntar hacia un porvenir más ecológico y con más conciencia ambiental.