Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Domingo 22 de Octubre de 2017

Arriba

Top

No Comments

La ficción como punto de partida

La ficción como punto de partida

Por Milly Vázquez

La obra Detectives privados, de Steven Dietz, dirigida por Hugo Halbrich en elTeatro El Tinglado, se sumerge e n los mecanismos de la ficción, del amor y de la infidelidad, al mismo tiempo.

¿Dónde termina la realidad y comienza la fantasía? ¿Cómo sabemos si lo que imaginamos es cierto o es solo una elucubración? Detectives privados es una obra sobre los límites: entre la verdad y la mentira, entre el arte y la vida, entre la imaginación y la realidad, entre lo que vemos y lo que permanece oculto. La obra puede leerse como una reflexión sobre el acto creativo. La trama gira en torno a un posible amorío entre la actriz Lisa y el director Adrián; intentamos determinar como espectadores si es verdad o es solo parte de la obra. Una obra dentro de la obra. Esto recuerda a Hamlet cuando monta una pieza teatral que pueda develar la verdad sobre el asesino de su padre. Una mentira para llegar a la verdad.

El psicoanalista de Matías, actor y pareja de Ana, se sitúa por fuera del escenario, a la par de los espectadores. Esto sugiere que somos nosotros quienes estamos analizando al personaje junto a él; estamos interpretando sus fantasías y sus acciones. No sabemos si los personajes hablan por sí mismos o están recitando un guión. Una estructura de muñecas rusas prevalece. Una ficción devora a la otra. La incorporación de un personaje hacia el final torna más complejo el argumento aún. Las confesiones aparecen, pero tampoco podemos confiar en ellas. Todo lo que se dice puede ser ficticio. ¿Es la obra de teatro comparable a una sesión psicoanalítica donde exponemos nuestros deseos y miedos más profundos? Aquí el analista se asemeja también a un director, ya que ayuda a dar forma a una obra que puede ser la propia vida. Que su nombre sea Franco, quizás no sea casual, ya que en la obra la franqueza está en juego de forma permanente.

El suspenso guía al espectador a lo largo de toda esta pieza donde las interpretaciones son convincentes y los roles, sólidos. La adaptación y traducción a nuestro idioma del texto de Steven Dietz por Hugo Halbrich muestra un trabajo cuidado, inteligente. Hay momentos de tensión y momentos de humor, de alivio en el guión. Halbrich es director artístico de la compañía Actor’s Repertory Theatre (ART) junto a James Murray en el British Arts Centre y es presidente del grupo de teatro en inglés The Suburban Players (Los Actores Suburbanos) en San Isidro.

La pasión y la sospecha van de la mano en Detectives privados y lo que percibe el ojo no alcanza nunca la totalidad porque hay un horizonte que marca el límite de nuestra visión. Así, no podemos ir más allá del territorio que demarca el texto. Lo que no sabemos lo imaginamos. Y lo que creemos saber puede ser solo el producto de la imaginación. El espectador-detective tendrá que seguir las pistas y sacar sus propias conclusiones.

Detectives Privados, de Steven Dietz, protagonizada por Daniel Miglioranza, Ligüén Pires, Fernando Rodriguez Dabove, Alejandro Hodara y Carolina Alfonsín, con traducción, adaptación y dirección de Hugo Halbrich.

En el Teatro El Tinglado (Mario Bravo 948)

Funciones:
Todos los martes a las 20.30 hs. hasta el 9 de agosto inclusive, a partir del 17 de agosto en adelante, el espectáculo se presentará todos los miércoles en el mismo horario.- // Entrada $230 ($180 Estudiantes y Jubilados).- / Tel. – Informes: 4863-1188

Escenografía: Sabrina Lopez Hovhannessian
Vestuario: Mercedes Uría
Asistente de Dirección y Producción: Daii Alvarez
Arte Gráfico: Nahuel Lamoglia
Iluminación: Sebastian Crasso
Realización Escenográfica: Sebastian Mouriño
Prensa: Silvina Pizarro