Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Mircoles 20 de Setiembre de 2017

Arriba

Top

La teoría de la mariposa: “Una comedia de enredos, suspenso y mucho humor”

<!--:es-->La teoría de la mariposa: “Una comedia de enredos, suspenso y mucho humor”<!--:-->

 

TEATRO

 

Por Marcos Brugiati

 

La Teoría del Caos afecta la vida de un hombre y tres mujeres

 

Visitamos el Espacio Colette para presenciar la segunda temporada de la obra de teatro La teoría de la mariposa de E. Grilli, una obra conflictiva llena de engaños, humor, psicología y reflexiones. Hablamos con la directora y actriz Marcela Groppa.

 

La teoría de la mariposa es una comedia teatral interesante con un guión lleno de humor, supuestos, laberintos y lineamientos psicológico-dramáticos. Da a conocer la historia de Lucrecio (César Di Giorgio), un hombre casado, de cuarenta años y profesor universitario, que se ve enredado en un triángulo amoroso. Tres mujeres (Marcela Groppa, Candela Reynoso y Susana Giannone) de diferentes edades disputarán el amor de este hombre apelando a la locura, a la histeria, a las tipicidades del género y a la búsqueda de la tenencia permanente de un antihéroe que utiliza las mismas mentiras y frases hechas para con su esposa y respectivas amantes.

La puesta escenográfica es simple. Prima la dinámica emocional, las revoluciones melodramáticas y la competencia por la experiencia y la juventud que para algunos es y para otros dejó de ser. Los actos fallidos y la Teoría del Caos dialogan con el grotesco y el humor de nuestra actualidad. Los crímenes sangrientos de algunas películas policiales serán el motor de Ceferino (Pablo Bellusci), un camarero que planea acabar con el cuarentón que tiene relaciones amorosas con su hija de 25 años.

La directora y protagonista de la obra, Marcela Groppa, enfatizó que la puesta, además de presentar tintes típicos de nuestra cotidianeidad, también intenta reflexionar sobre el engaño, las mentiras y el miedo al cambio, a la soledad, utilizando la comicidad y la complicidad como herramienta primordial para decir.

 

 

¿La teoría de la mariposa tiene que ver con los vaivenes de un hombre, que al igual que una mariposa, no sabe hacia dónde ir ni qué hacer?

Puede ser, es una percepción. En realidad Eduardo Grilli, el autor, no sabe muy bien por qué le puso ese título a la obra, tampoco pretende revelarlo. Cree mejor que la definición o el sentido lo inscriba el público.

 

 

Lo que sí podemos afirmar es que es una comedia romántica conflictiva y actual…

Así es, creo que es una comedia más bien de enredos que tiene algo de suspenso, dramatismo y mucho humor. Se trata simplemente de un hombre que tiene más de una mujer. Esas mujeres que parecen tan distintas, compartirán algo, que no solo será su amor y deseo por este hombre.

 

 

Sos actriz protagónica de la obra y también directora, ¿cómo jugás ese doble rol?

En realidad en la primera temporada comencé siendo actriz de la misma obra bajo la dirección de Eduardo Grilli (también autor), más adelante cuando decidimos hacer la segunda temporada, dirigirla y a la vez actuarla me fue más fácil, aunque creo que es complicado cumplir ese doble rol porque la visión al estar arriba y abajo del escenario va cambiando como así la relación con tus compañeros. Hay que tener cuidado que las cosas no se mezclen.

 

 

¿Por qué deberíamos ir a ver La teoría de la mariposa?

Hay algo fundamental a mi criterio, y es que un domingo a las siete de la tarde no podés hacer otra cosa que venir al teatro a matarte de risa. La obra es tan divertida como reflexiva.

 

 

La teoría de la mariposa: todos los domingos a las 19.00 en el Espacio Colette, Av. Corrientes 1660 (Paseo La Plaza). Reservas: 6320-5346.

 

 

 

[showtime]