Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Sabado 16 de Diciembre de 2017

Arriba

Top

Más de 350 personas disfrutaron la función especial de “Una aventura extraordinaria”

<!--:es-->Más de 350 personas disfrutaron la función especial de “Una aventura extraordinaria”<!--:-->

La Oficina Comercial y Cultural de la República de China (Taiwán) en Buenos Aires organizó una función especial de la película “Una aventura extraordinaria”, galardonada con cuatro premios Oscar 2013.

[showtime]

Buenos Aires, jueves 28 de febrero de 2013.

Más de 350 asistentes disfrutaron una jornada de película Oficina Comercial y Cultural de la República de China (Taiwán) en Buenos Aires, en el Complejo de Cines Showcase Cinema de Belgrano, donde se proyectó la recientemente multipremiada película Una aventura extraordinaria, del director taiwanés Ang Lee.

Antes de la función, el representante del gobierno de la República de China (Taiwán), Embajador Mathew Lee, dirigió unas emotivas palabras a los presentes y remarcó la tarea de promoción cultural de la Oficina en la Argentina. Destacó la importancia de la promoción de la labor artística del consagrado director cinematográfico Ang Lee, primer director asiático en ganar dos veces el Oscar, y el apoyo que el gobierno de Taiwán le brinda a su industria cinematográfica.

El film galardonado cuatro veces por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de Hollywood es la mayor inversión realizada por una película extranjera hecha en Taiwán y lleva recaudados, hasta el momento, más de 600 millones de dólares, ostentando el primer lugar en el podio de las películas nominadas por la Academia.

El Presidente taiwanés Ma Ying Jeou, luego de enterarse que la película había resultado la más premiada de la noche (mejor director, mejor fotografía, banda de sonido y mejores efectos visuales), hizo llegar un mensaje de felicitación al director. Por su parte, Lee, en los agradecimientos del domingo por la noche, dedicó el premio a su tierra natal, escenario del 80% de su película y cuya colaboración fue vital para la realización del aclamado film. La película fue filmada en las ciudades de Taipei, Taichung y Kenting, y el gobierno estatal, el local y el pueblo fueron de gran apoyo para el director.

La fotografía cinematográfica es de una sensibilidad destacable. Las bellezas naturales de los paisajes, unida a los efectos técnicos, la capacidad de los recursos humanos, y lo aprendido sobre nuevas tecnologías de la industria cinematográfica posicionan a Taiwán en un lugar privilegiado, impulsando el contacto e intercambio de su cine con el resto del mundo.

Esta experiencia extraordinaria proyecta a Taiwán como un buen destino para los directores y productores de la industria cinematográfica.

El gran impacto visual, sonoro y emocional logrados por la historia de un joven y un tigre de bengala conviviendo en una balsa en medio del mar, expuestos a las tempestades del agua, del clima y de esta peculiar convivencia, fueron posibles gracias a las exigencias de Lee y su habilidad para aplicar las últimas tecnologías desarrolladas por la industria.

Animales en peligro de extinción, ahora convertidos en actores famosos, aparecen para recordarnos la belleza y la poesía. El viaje hacia la fe de este joven hindú de 16 años de edad, forzado por un naufragio a convivir 227 días perdido en el mar junto a un tigre de bengala nos convoca a pensar, tal como lo expresó el Embajador Mathew Lee al concluir su discurso, sobre la posibilidad de encontrar la más valiosa sabiduría en nuestras vidas.

A la gran concurrencia de público de la comunidad taiwanesa, se sumaron destacadas personalidades del mundo de la cultura, la prensa, la política y el espectáculo que dieron presente en este inolvidable encuentro con el séptimo arte.