Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Mircoles 22 de Noviembre de 2017

Arriba

Top

No Comments

Nada se pierde, todo se transforma…

Nada se pierde, todo se transforma…

Entrevista a Liliana Verónica Raya

Por Raquel Tesone

«El Gran Otro» fue al encuentro de la obra de Liliana Verónica Raya, quien se dedica a transformar los residuos en obras de arte. En esta entrevista,  nos transmite en que se fundamenta su producción artística.

¿Dónde te formaste como escultora?
En el año 68 en Bellas Artes, en la Escuela Nacional Manuel Belgrano, me formé con Cañaz, Laura San Martín, Alonso, entre otros. Luego incursioné con otros elementos que hacen a la técnica del reciclado, el ensamble y el modelado con resina e-poxi. Trabajo con materiales que encuentro en la calle, por ejemplo, o que tengo en desuso en mi propia casa, desde una maquinita de afeitar, una lamparita, tenedor, tuerca, tornillos, telas, cables, elementos rotos de la computadora o de una radio, todo tipo de texturas o formas que me parecen interesantes para expresarme.

¿Y cómo te inspiras en relación a tus personajes?
Algunos me los encargó mi hijo Merlín que tiene una agrupación artística que se llama «El descuadre», a la cual yo también pertenezco. Las fotos que hace Isabel Olascuaga de mis obras las quiere para la tapa de su CD, ya que es músico. Hice muñecos de ajedrez con la imagen del juez, un hacendado, Rodolfo Walsh, El «Che»; también los poderes: el clero, los políticos, la justicia, la policía, todo tipo de personajes que son los que nos representan socialmente. Los rostros que están jalando epoxi es parte de la realidad social. Hago meditación yoga hace 37 años, ahora tengo 64, me siento muy tocada por las situaciones sociales y por los problemas de la gente, necesito expresarlo y simbolizarlo.

En el año 70, fundé la comunidad hippie de El Bolsón, por estos mismos motivos. Empezamos siendo seis, y nos mandaban chicos porque éramos macrobióticos, y armamos las quintas, teníamos cabras, caballos, esa vida comunitaria me hizo más sensible a las cuestiones sociales.

¿Y esto tiene que ver con la elección del reciclado de residuos para expresarte?
Si, porque es importante para mí transformar lo que para otros es basura en algo positivo y artístico. Esto contiene un componente social y el tratar de mostrar que es posible cuidar la ecología y el planeta. Fundamentalmente, lo humano, porque si uno crea algo es desde ahí. Expuse durante estos últimos años en «La Catedral del Tango», en Centros Culturales, porque mi deseo es que el otro vea y sepa escuchar mi mensaje. Porque sin el otro, nuestro trabajo no existe.

Sabes que nuestra revista se llama “El Gran Otro”…
Si, y es una revista que me gusta por eso, por sus artículos y porque es arte. Lo que yo hago no lo puedo llamar arte, yo lo llamo sistemas, porque simboliza al sistema, al que vivimos, al sistema social y económico. En ocasiones, cuando me falta un material, esa misma limitación me hace buscar otro elemento.

Sin falta no se genera el deseo
Tal cual. Un día me faltaba el epoxi y empecé a usar telas y a atar con cables, y con lo que encontraba, y generé una nueva salida, tiene muchas puertas este trabajo. El límite es la imaginación. No sé si llamarlo arte, quizás sea un golpe fuerte mi obra, pero es un golpe de amor. Y es para despertar al otro…, quizás por eso requiere del Gran Otro.

Gracias por despertarnos con tu obra desde el amor.

Se puede ver en:

 

https://es-la.facebook.com/public/Liliana-Veronica-Raya

www.artmajeur.com/veronicaraya

verohamsa@hotmail.com