Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Sabado 21 de Octubre de 2017

Arriba

Top

No Comments

Pablo Ramírez «A través de la moda se cuenta una historia»

Pablo Ramírez «A través de la moda se cuenta una historia»

Por Gimena Rubolino

Pablo Ramírez es un diseñador argentino que nació en el año 1971 en Navarro, provincia de Buenos Aires. Su gusto por el dibujo y el incipiente lanzamiento de la carrera de indumentaria en la Universidad de Buenos Aires, en 1990, lo decidieron a pensarse como diseñador. Sus prendas son clásicas y elegantes, y se caracterizan por ser atemporales, es decir, trascienden a través de las épocas y pueden reciclarse. Su tienda está ubicada en la calle Perú al 587, Capital Federal. Allí tiene sus prendas, todas en color blanco y negro. Este diseñador de trayectoria internacional ha trabajado para importantes empresas, como Sancor y Aerolíneas Argentinas, vistió a figuras como Fito Páez y recibió importantes premios. El último fue el Kónex, otorgado el año pasado.En esta entrevista, nos detalla cómo trabaja, las características de sus colecciones, y nos ayuda a reflexionar sobre la utilidad de la moda como elemento de comunicación.

¿Qué te impulsó a estudiar diseño de indumentaria?
En realidad, mi acercamiento a la moda se dio a través del dibujo; yo dibujo desde muy chico.
En el dibujo aparecía el tema de la silueta, del traje. Cuando terminé el secundario se acababa
de abrir la carrera de indumentaria en la Universidad de Buenos Aires. Soy de la segunda
generación de los alumnos de la UBA, empecé la profesión con una vocación bastante natural.

¿En qué te inspirás para hacer tus colecciones?
Me inspiro fundamentalmente en el dibujo, en las ideas y en mi la mirada, que tiene que ver
con el cine, con la literatura, la arquitectura. Naturalmente soy bastante visual y la belleza, en general, en diferentes momentos y cosas, funciona como un disparador para la creación.

¿Qué características tienen tus desfiles?
Mis desfiles son bastante teatrales; yo concibo la idea del desfile como un show. Pienso que la
moda es comunicación; uno cuenta y habla a través del traje, del vestido. Cada persona, cuando
se viste, está teniendo un discurso propio, hace una declaración. Una de las características que tenemos los diseñadores es ser contadores de una historia; es decir, darle al que uno viste, de alguna manera, las palabras para que pueda contar su propia historia. Yo, en cierta forma, tengo un estilo bastante marcado: uno de los valores más importantes es el rescate de la elegancia y, por otro lado, el no «hacer moda». Pienso en prendas atemporales que perduren y se mantengan a través del tiempo. El objetivo es que las personas incorporen esas prendas a sus guardarropas y que puedan ir reciclando su propio discurso.

¿Por ese motivo tus prendas son únicamente en blanco y negro?
Sí… en realidad, la utilización del negro tiene que ver más con el dibujo, con la síntesis y con
un trabajo muy fuerte que yo hago sobre el cuerpo, y un trabajo de moldería y de corte que hace que, al no haber color, uno pueda mantener la mirada sobre eso.

¿Por qué elegís tematizar tus colecciones?
En realidad, yo siempre estoy dibujando algo, y ese dibujo tiene una evolución de temporada a
temporada. En definitiva, tiene que ver con algo que vi o está pasando, por lo cual decido ponerle un nombre. Nunca hay un tema elegido al azar, y que decida investigar sobre eso y desarrollarlo. A veces, de una temporada a la otra hay una continuidad, y otras en las que ese tema se corta y surge otro que va en contraposición.

¿Qué tipo de mujeres usan tus vestidos?
Son mujeres que buscan características que tienen que ver con lo temporal, lo clásico, la elegancia, lo austero. La edad va desde los quince años hasta mujeres grandes, trabajo con un
abanico bastante amplio.

¿Qué telas y texturas utilizás en tus prendas?
Intento trabajar con telas nobles, de buena calidad, buena caída, que sean agradables al tacto. Siempre me concentro más en la realización y la confección de las prendas y acabados, y no tanto en lo textil, no soy tanto de experimentar con telas. Me preocupan más el corte y la confección que la tela en sí. El trabajo está concentrado en la silueta.

Por último, Pablo, ¿cuáles son tus proyectos para este 2013?
Actualmente, estoy haciendo una colección cápsula que consta de treinta prendas para la marca Muaa. El año pasado lo hicieron con Mariano Toledo, este año me contrataron a mí. La idea es presentar la colección en el BAF Week de la marca. Espero presentar mi colección en marzo, y también tengo algunos otros proyectos dando vueltas.