Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Sabado 21 de Octubre de 2017

Arriba

Top

No Comments

PINK FREUD LA VERDAD DESNUDA

PINK FREUD LA VERDAD DESNUDA

por Flor Codagnone

 

Pink Freud es un cuarteto de jazz polaco integrado por Wojtek Mazolewski, en bajo, Tomasz Duda, en saxo, Adam Milwiw-Baron, en trompeta, y Rafal Klimczuk, en percusión. La banda se formó en 1998 y se ha convertido en una de las más originales del jazz actual. Con influencias del punk, el rock, el dub y de la música electrónica, entre otras, su espíritu transgresor y el uso que hacen de la improvisación los ha llevado más allá de los límites de Polonia. En 2012, lanzaron Horse & Power, un disco que, de hecho, intenta reflejar las giras de la banda a través de los cinco continentes. Los críticos han dicho que se trata de música «radical», «de calidad», «excelente», «divertida» y «brillante».

¿Cómo es la escena jazzística polaca?

WOJTEK: Tenemos una tradición jazzística muy sólida.

ADAM: Empezó en los cuarenta, en los cincuenta.

WOJTEK: El padrino del jazz polaco es Leopold Tyrmand, un escritor muy famoso en nuestro país. El jazz en Polonia y en algunos otros lugares fue un elemento de lucha por la libertad. Estoy hablando de una lucha verdadera, realmente verdadera.

ADAM: Tyrmand fue un revolucionario, creo que podríamos llamarlo así. El jazz, en ese tiempo, era un grito de libertad.

¿Como el rock en Estados Unidos?

ADAM: Sí, pero a una escala diferente.

WOJTEK: Además, el rock no tuvo tanta aceptación en Polonia porque durante los años comunistas, todas las palabras, todas las letras de las canciones eran censuradas. Al jazz, en cambio, no podían censurarle nada: es solo música, la verdad última, la verdad desnuda.

¿Y qué papel cumple el jazz ahora?

ADAM: No hay nada contra qué luchar, ¿no? Después de la guerra, siempre hay tiempo de hacer el amor. Ahora, es nuestro tiempo.

Parece que los críticos trataran de clasificar permanentemente lo que hacen: jazz, punk, rock, psicodelia, rock progresivo…

ADAM: Lo sé, pero me parece imposible, no se puede clasificar algo tan informal como la música. Es solo música. No se puede hablar de ella, la tenés que tocar o escuchar.

WOJTEK: Somos una banda que debe ser escuchada en vivo. En ese momento, entendés con exactitud lo que somos.

Horse & power, su último disco, tuvo excelentes críticas y los hizo viajar por todo el mundo. ¿Qué les gusta de estar en gira?

ADAM: Pienso que Horse & Power tuvo tan buenas críticas porque habla de lo más universal del mundo: el amor. Para nosotros, resulta un gran placer viajar, tocar y compartir nuestras emociones musicales con la gente. Nos gusta descubrir a las personas que tienen diferentes vidas a las nuestras, pero que conectan con nosotros cuando tocamos. En los conciertos estamos muy muy cerca del público.

Son muy físicos cuando tocan.

ADAM: ¡Algunas veces la música no resulta suficiente para expresarnos! Las emociones son la base de todo, la música, en cambio, solo el lenguaje, el mensaje.

¿Y qué es el amor para ustedes?

ADAM: El amor es todo, la verdad última. Nosotros intentamos, con nuestra música, que la gente lo recuerde.

Tienen una tarea difícil…

ADAM: Pero también gozosa.

Su música lleva al oyente a lugares internos, íntimos…

ADAM: ¡Muchas gracias! Es genial lo que decís porque la música que hacemos viene de nuestros lugares íntimos.

¿Por qué el psicoanálisis, por qué Freud?

WOJTEK: No sé muy bien cuál es la conexión polaca con el psicoanálisis freudiano, pero cuando creé la banda estudiaba Psicología y Filosofía. Quería que el grupo tuviera un nombre te hiciera pensar siempre en algo bueno, como un caleidoscopio. La banda debía enfocarse en hacer que la gente mirara sus vidas de manera positiva.

¿Qué te atraía del psicoanálisis y de la filosofía?

WOJTEK: Siempre tuve una gran motivación por ayudar a la gente y pensé que a través del psicoanálisis y de la filosofía podía ayudar todavía a más personas.

¿Y sentís que ayudás a más gente a través de la música o del psicoanálisis?

WOJTEK: Cuando empecé a ejercer como trabajador social, era muy difícil hacerlo a mi modo, hacer lo que en verdad quería, había demasiadas regulaciones gubernamentales. Quería hacer cosas que no se podían. Al mismo tiempo, hacía música y me di cuenta de que lo mejor era darle a la gente la prueba de una energía creativa. Queremos que todas las personas, en nuestros conciertos, se puedan acercar a la filosofía de la música. Queremos que el público se conecte con sus emociones primarias, con sus sueños primarios. Queremos que los recuerden. A veces, la vida nos lleva a lugares muy lejanos, amargos, lejos de nuestras emociones primarias.

ADAM: Queremos inspirar a todos. Recordarles que tienen creatividad.

¿Creen que existe un vínculo entre el psicoanálisis, la filosofía y la música?

WOJTEK: La filosofía y el psicoanálisis siempre utilizan la palabra. Resulta difícil abrir las puertas más secretas, más viejas, usando palabras. Lo más importante en psicoanálisis es lograr que las personas se abran y recordarles que pueden hacer algo, ser alguien, crear algo. Esa es la conexión con la música. Ella te da la oportunidad de recordar tus poderes creativos. Recordar que siempre quisiste hacer algo. En nuestro caso podés decir: «Si esos locos hacen lo que hacen y desparraman su música por el mundo, ¿por qué no voy a hacer algo yo?».

Ahora que explicaron lo de Freud, ¿qué significa el rosa para ustedes?

WOJTEK: Elegí el rosa, por el color, por su intensidad, por la conexión con la sexualidad. Para mí, el rosa es sexual.

Finalmente, ¿qué es Pink Freud para ustedes?

ADAM: Son muchas muchas cosas. Como un camaleón que cambia de color y de sentidos. Pink Freud es algo que está conectado con vos, con tus sentimientos. La gente siempre nos pregunta qué significa el nombre de la banda y nosotros siempre lo dejamos a criterio de su inteligencia emocional. Para cada uno, significa algo totalmente diferente.