Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Lunes 25 de Setiembre de 2017

Arriba

Top

Sarah Kane explota en tu cara

<!--:es-->Sarah Kane explota en tu cara<!--:-->

Repasamos la obra de la joven artista inglesa, el movimiento «In Yer Face» y la puesta de Luciano Cáceres de 4.48 Psicosis.

Por: Ariana Pérez Artaso

«El teatro no tiene memoria, lo que lo convierte en el más existencial de las artes» (Sarah Kane).

La vida de la dramaturga, actriz y directora Sarah Kane fue corta, pero sus 28 años le bastaron para volverse un referente del teatro inglés de los 90 y una autora de culto hasta nuestros días.

Su obra, que giró en torno a temas como la violación, la bulimia, la sexualidad, el dolor, la crueldad, la confusión mental, la tortura y el amor, traspasó los límites que se le imponían a los textos teatrales de su época, suscitando gran revuelo, y el rechazo de un gran sector del público y la crítica. Kane fue tildada de obscena y violenta, especialmente después del estreno, en 1995, de su obra Reventado (Blasted). Pero, a su vez, despertó la admiración de varios dramaturgos coetáneos —entre los que se destaca Harold Pinter—, quienes la defendieron y reconocieron como una dramaturga de gran talento.

La controverstida autora nació en 1971, en el seno de una familia religiosa, con padres periodistas. Estudió Arte Dramático en la Universidad de Bristol y prosiguió su perfeccionamiento académico con un master en la Universidad de Birmingham. Fue uno de los pilares del revolucionario movimiento «In Yer Face Theatre» (derivado de la expresión sajona «In your face», en tu cara), el cual hizo un corte tajante en la tradición que regía el hacer teatro en la última década del siglo pasado, planteando nuevas maneras de experimentarlo. Dentro de sus filas, se alistaron artistas como Ravenhill Mark y Anthony Neilson, entre otros. Estos por entonces jóvenes dramaturgos generaron una fuerte confrontación en el escenario, mediante el cuestionamiento de las normas morales globalmente aceptadas, el uso de un lenguaje extremo y la imposición de imágenes perturbadoras en muchas de sus obras. El objetivo que perseguían era involucrar y afectar al público, lograr que este saliera transformado de sus espectáculos.

Si se busca el término en el Nuevo Diccionario Oxford de Inglés (1998), podrá leerse que «In yer face» es definido como un término que hace referencia a algo «descaradamente agresivo o provocador, imposible de ignorar o evitar».

Basta vivenciar cualquiera de los textos de Sarah Kane para entender su naturaleza visceral y su rol fundamental en el mencionado movimiento artístico. Entre sus piezas se encuentran: El amor de Fedra (1996); el guión de 10 minutos para televisión Piel (1997); Purificado (1998); Ansia, obra publicada bajo el seudónimo de Marie Kelvedon (1998). Su último texto fue 4.48 psicosis, que escribió pocos meses antes de morir. Luego de sobrevivir a un intento de suicidio con una sobredosis de barbitúricos, Kane terminó con su vida ahorcándose en 1999, presa de una fuerte depresión.

Precisamente, la obra póstuma de Kane fue repuesta recientemente en la escena porteña. Luego de su estreno en El Kafka Espacio Teatral, allá por 2006, la versión llevada al castellano por el dramaturgo Rafael Spregelburd de 4.48 psicosis se presenta actualmente en el teatro Sarmiento.

La puesta, dirigida ingeniosamente por Luciano Cáceres, planta a una genial Leonor Manso encarnando a modo de monólogo el texto de Kane. De forma conmovedora, la actriz se desdobla en las diferentes voces que cohabitan la cabeza de una atormentada mujer a la espera de la hora exacta de su muerte, tras el desvanecimiento de los efectos de los medicamentos psiquiátricos tomados la noche anterior (las 4:48 es el momento de la temprana mañana en el que más suicidios se cometen —según estadísticas inglesas—). En los minutos previos a que la nube farmacológica se disipe, el personaje de Kane —que muchos señalan como autobiográfico— lucha con los recuerdos, las sensaciones y los fármacos que empañan toda posible lógica en el mecanismo de encastre de su devenir.

Durante este proceso vital, Manso se expone ante el público desgarrando lo visible. Sentada en una silla ideada por Agustín Garbellotto, moviliza desde su aterrador, pero no por ello menos sensible, testimonio desesperado. El juego de luces de Eli Sirlin le da profundidad a cada estado del personaje, dividiéndolo por momentos en muchos cuerpos que gritan desde la sombra.

En su crudeza, 4.48 psicosis se opone de sopetón a los relatos «light». Imposible que pase desapercibida, su fuerza arrasadora sacude a quien la experimente. Es en ese cimbronazo donde la singularidad de la obra emerge, mientras las palabras de Kane explotan en la cara de quien las reciba.

4.48 psicosis fue estrenada en Londres por primera vez, pocos meses después de la muerte de Kane. En ese entonces, fue interpretada por tres actores. Su versión local se presenta todos los viernes y sábados a las 21 en el teatro Sarmiento (avenida Sarmiento 2715). El texto traducido por Spregelburd forma parte del libro que la editorial Losada publicó con textos de Sarah Kane: Ansia. 4.48 Psicosis.

[showtime]