Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Sabado 18 de Noviembre de 2017

Arriba

Top

No Comments

Síntesis y armonía

Síntesis y armonía

Entrevista a Marta Virgili
Por Margarita Gómez Carrasco

«Si el pintor está en armonía con el Tao sabrá que el pincel y la tinta no son simples medios técnicos sino poderes de significado cósmico»

Guo Xi  pintor paisajista chino

 

Guo Xi hacía suya una máxima oriental que explica muy bien la relación artista – pincel: «El pintor debe ser el amo y no el esclavo de su pincel. Debe ser el amo y no el esclavo de su tinta. La tinta y el pincel son cosas triviales, pero si un artista no los maneja con libertad, ¿cómo se puede esperar que alcance la altura de la destreza?»

Esta cita, da cuenta de la maestría de Marta Virgili con su pincel, dejando al descubierto que sabe algo sobre la libertad. Ella elige pintar – entre otros temas-  paisajes. Como una manera de reafirma su lugar,  que puede estar en Oriente como en Occidente, o tal vez, en las profundidades de su alma.

El arte oriental concibe el paisajismo como un género independiente – responde a una necesidad del artista-, que ve en la naturaleza su fuente de inspiración, el vehículo de expresión de su yo más íntimo y de lo que la naturaleza le genera en su corazón cuando es vivida de forma directa, para ser revivida posteriormente en el lienzo o papel. François Cheng definió muy bien este sentimiento de identificación del hombre con la pintura de paisaje, caracterización que subyace en el trabajo de los artistas orientales «pintar la montaña y el agua es retratar al hombre, no tanto su retrato físico, sino más bien el de su espíritu: su ritmo, su proceder, sus tormentos, sus contradicciones, sus temores, su alegría,  sus deseos secretos, sus sueños» todo este compendio encontramos en la obra de Marta, por ese motivo El Gran Otro llegó hasta su taller para entrevistarla:

Cuando te embarcaste en la aventura del arte?

Siempre quise estudiar pintura, porque en la familia de mi madre todos eran artistas. Mi abuelo y mi madre fueron músicos. Toda la vida quise  pintar, pero no me dejaron porque era más útil estudiar para maestra, me recibí y después tuve que trabajar. También me desempeñé como periodista, en esa época hice algunos cursos de oleos y acuarelas, después la confección del periódico me absorbió mucho. Luego estudié diseño gráfico, eso me gustaba mucho y así empecé a diagramar el periódico. También fui correctora, hice la impresión y la diagramación.

Después me jubilé y entonces dije y ahora que hago? y decidí estudiar pintura. En el 2002 fui a China con mi esposo, recorrimos todo Taiwán, luego pasamos a Hong Kong, Shangai, Beijín, Xian, quedé muy impactada con la cultura de allá, cuando regresé al país me encontré con una exposición de pintura de arte oriental en el Centro Cultural Recoleta, y entonces fui y encontré a Alex Goncalvez,  fue mi primera profesora,  había estudiado con un maestro de Taiwán y empecé a estudiar con ella, hicimos muchas exposiciones en diferentes lugares y después sentí que quería más de lo que me podía dar ella, entonces mis amigos que vivían en Taiwán me invitaron, fui con la condición de que iría a estudiar pintura. En el 2006 había una diferencia muy grande de precios con China continental, entonces mis amigos me ofrecieron quedarme en un departamento que tenían al sur de China, en Chen Zou   que esta en frente de Taiwán – a una hora-, estudiaba en Jinjian en la provincia de Fujian. Y así empecé, primero me iba a quedar un mes, pero como tenía visa por cuatro meses me quedé todo ese tiempo estudiando.

Iba todos los días, 4 horas incluido sábado y domingo. Ese contacto con el pueblo me ayudó, fue una experiencia muy interesante.

En ese periodo empezaste a estudiar el arte de la acuarela China?

Si, esta pintura nació de los monjes taoistas, se extendió a Japón, Corea e Indonesia y aunque es la misma pintura, se fue adaptando a las modalidades de cada pueblo.

Observé en tus pinturas que tiene un sello rojo con palabras escritas con ideografía china…

El sello es la firma en letras chinas antigua, lo que pasa es que el diseño de la pintura, necesita ese punto rojo.

Cual es el concepto en tu pintura?

Hacer una síntesis de lo que uno siente de la naturaleza, o sea que no es tanto el detalle de lo que siento o de ese momento, cuanto menos cosas mezcle, mejor. Es muy difícil llegar a una síntesis, a mi me costó mucho.

Tu obra se divide en monocromática y en colores…

Me gusta mucho el blanco y el negro, aunque los coloridos me costaron mucho, porque reflexionaba sobre lo que sentía, y  era muy diferente de lo que estaba en los libros y de lo que mi maestro me enseñaba.  La gente queda admirada con mis obras de color, me dicen: «la pintura es oriental pero el color es occidental» es una mezcla de mi cultura y la de ellos.

Hay una obra tuya que es sumamente dramática, se llama Desamparo, porque ese titulo?

Esa obra la pinté en un momento de mi vida en que estaba sola y no encontraba la solución a problemas materiales. Fue un momento terrible, probablemente la haya pintado después que pasó ese momento dramático.

A veces uno tiene miedo de pintar, a veces no te sale nada, y aparece el miedo al papel en blanco. Me acuerdo que la primera que vez que expuse, sentí como si me desnudaran delante de la gente, yo estaba mostrando lo que sentía, lo que salía de mi alma, por suerte la gente lo entendió así.

La gente dice que se sienten en paz cuando ven mi pintura, que les hace bien, y eso me da alegría. Un vez me pasó que había hecho una pintura, y la vi y dije «esto es un desastre» hice un bollo y la tiré al cesto de basura y después pasaron unos días entonces digo: «voy a vaciar la papelera» y encuentro la obra que había tirado días atrás, me pregunto: « ¿y esto? ¡Esto, esto esta hermoso¡» lo estiré bien, le di unas pinceladas, luego viene una amiga, lo ve y dice « eso es una maravilla, lo compro» y tenía una punta rota, se lo dije, pero la quiso igual. Las cosas bien, cuando uno no piensa, porque sale lo que uno tiene adentro. Yo a veces agarro el pincel, cargo con agua y queda hermoso.

Si tuvieras que elegir una obra que te represente, cual elegís?

Bambú, porque veo profundidad en los bosques de bambú. Porque significa una fuerza impresionante, se levanta de todo, crece a pesar que se aplasta y se quema con la nieve, surge de nuevo, es fuerte. El ciruelo también me encanta, porque cuando florece anuncia la primavera.

Siendo una artista clásica dentro de la pintura oriental, que piensas del arte contemporáneo.

Algunas cosas me gustan, otras cosas no van con mi sensibilidad. A veces me parece que este tipo de arte no tiene espíritu. Para mi cualquier cosa grosera no es arte. A mi me gusta la belleza. Porque lo bello es lo que trasciende. El concepto de lo contemporáneo no comparto.

Proyectos?

Estoy planeando hacer una expo de miniaturas.

La obra de Marta Virgili se sitúa en un sincretismo entre oriente y occidente. Los paisajes en la pintura china representan el alma humana, es una curiosa mezcla de pragmatismo y espiritualidad, un matrimonio concertado entre  cuerpo y mente. Se puede pensar la producción de Marta, como un espíritu de conciliación, una nueva forma de concebir la vida y lo sagrado inscriptos en la poética del arte.