Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Martes 27 de Junio de 2017

Arriba

Top

No Comments

Topologías del futuro

Topologías del futuro

BRUNO KRAUCHIK

Por Fabiana Barreda

La obra de Bruno Krauchik investiga sobre símbolos antiguos y espacialidades cósmicas desde una mirada contemporánea. Actualmente presenta una serie de obras en el Centro Cultural Universitario de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires. Autores como Mœbius, Escher y Tomás Saraceno se conectan con su obra en relación al espacio y el dibujo.

El artista investiga los sistemas de representación espacial. A partir de esta perspectiva, en su obra observamos la influencia de los cómics futuristas como Mœbius, donde la forma se manifiesta en un estado de flotación, una suerte de espacio de gravedad suspendida eterno, metafísico. Sus piezas se conectan con Escher al ser bandas de Möbius que cuestionan lo euclidiano, y sus dibujos aluden a Saraceno por usar los crecimientos vegetales como alegoría de los crecimientos espaciales.

Sus cuadros pueden interpretarse desde las definiciones de la simbología de J. E. Cirlot. En una de las series expuestas aparecen mandalas, representaciones simbólicas espirituales analizadas también por Jung, donde el color y la geometría crean formas micro y macro a modo de una geometría matemática expansiva. Otra de sus series de dibujos maravillosos es El árbol, un antiguo arquetipo de vida representado por los celtas a través de los tallados en piedra, y por el judaísmo a partir del árbol sefirótico de la cábala. Esta presencia sagrada es una imagen estructural en sus cuadros: el árbol en el centro del cuadro va creciendo por todo el plano vacío. Sus dibujos reflexionan sobre las transformaciones y morfologías orgánicas del árbol como cosmos que crece y se regenera hasta convertirse en paisaje.

Bruno Krauchik desarrolla su obra junto con su proyecto de diseño de montaje de obras de arte ‒esta empresa integra el enmarcado, el montaje y el diseño de la muestra‒. Su doble conocimiento, como artista y productor de exhibiciones de arte, le permite un desarrollo expansivo de su obra y, a su vez, ayuda a otros artistas a poder crecer en el diseño de sus muestras.