Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Jueves 17 de Agosto de 2017

Arriba

Top

3 Comments

Trama à porter

Trama à porter

Por Belén Galiotti.

Martín Churba, amigo del arte.

Uno de los más importantes diseñadores argentinos transformó algunas de las fotografías del libro Etcétera, de Nora Aslan, en los mejores diseños de su nueva colección.

Martín nos recibió en la casa matriz de Tramando, durante el lanzamiento del libro de fotografías de su querida amiga, la artista plástica Nora Aslan. Su hospitalidad va de la mano del éxito que lo lleva a ser uno de los mejores en el mercado.

 

[showtime]

 

¿Cómo surgió la colaboración con Etcétera, que te llevó a unir al arte con el arte?
Etcétera es una combinación de imágenes del ojo tan particular de Nora Aslan, que se asemeja demasiado a mi visión del mundo. La cantidad de similitudes entre lo que yo miro cuando viajo, en relación con las fotos instantáneas que ella tomó para el libro durante sus viajes, me demuestra que es un ojo hermano. Conocí a Nora a mis cinco años y siempre fue un referente dentro de mi familia. En los principios de mi carrera la convoqué para que me ayudara a mostrar el uso de los diseños dentro del arte textil. En mi nueva colección Fashion Now primavera-verano fusiono algunas de sus fotografías, y las imprimo en mis propios diseños.

¿En qué instante nace tu pasión por la moda?
Recuerdo que por el año 2003, en la Bienal de Arte Joven, me dieron a elegir la opción de mostrar mis diseños textiles en paneles sobre la pared o de lucirlos en la pasarela. El instante en que decidí la segunda opción, despertó en mí la increíble posibilidad de meter el cuerpo en la obra misma.

Si Tramando fuese una melodía, ¿cuál sería?
Definitivamente sería como esas canciones californianas de los 70, época en que la música era como un agente liberador de las nuevas energías. Tramando es eso, una disciplina, una estética liberadora de energías humanas que se renuevan constantemente.

¿Qué te hace salir de la cama cada mañana?
La responsabilidad, porque siempre salgo antes de lo que quiero. Si pudiera, me regalaría todas las mañanas.

¿Qué te hace querer ir a dormir?
El agotamiento, el cansancio; si no fuese por eso, seguiría despierto contento. En mi último viaje a Japón, con los horarios cambiados, no podía dormir más de cuatro horas. Tenía, de golpe, una cantidad de tiempo increíble para plasmar la creatividad, pero fue pasajero. El tiempo sigue siendo finito.

¿Nos regalarías un consejo para un joven diseñador?
Si es apasionado, no hace falta decirle mucho. Hay que alentarlo, quedarse detrás de su pasión para que siga creciendo, empujarlo y motivarlo para que no pare de crear. Llevarlo a que trabaje con criterio, con identidad, con seguridad, con concepto. Si no es apasionado, le diría que se ponga a diseñar. En el acto de crear, no tardará en descubrir su pasión.

Su nueva colección Fashion Now es una clara muestra de su capacidad innata para que el arte pueda vestir a las personas. Un pasaporte a lo lúdico, una invitación a observar la destreza creativa que viste telas, que a su vez visten a los que eligen jugar.
En la paleta de colores sobresalen los tonos blanco, crudo, azul y negro. Resaltan las estampas de Nora Aslan y sus prints de lentejuelas de colores, también la marcada influencia de la francesa Louise Bourgeois, con su espectacular técnica basada en dibujos automáticos y compulsivos.
Shorts con remeras gigantes, calzas ergonométricas, little dresses hechos como para muñecas, pantalones chupines, sandalias anudadas con pañuelos y plataformas de goma son parte de un universo colorido que recorre el mundo. Las prendas son producto de una nueva colección que no busca la originalidad, pero que en su singularidad, definitivamente la encuentra.

por Belén GaliottiPor Belén Galiotti.

Martín Churba, amigo del arte.

Uno de los más importantes diseñadores argentinos transformó algunas de las fotografías del libro Etcétera, de Nora Aslan, en los mejores diseños de su nueva colección.

Martín nos recibió en la casa matriz de Tramando, durante el lanzamiento del libro de fotografías de su querida amiga, la artista plástica Nora Aslan. Su hospitalidad va de la mano del éxito que lo lleva a ser uno de los mejores en el mercado.

[showtime]

¿Cómo surgió la colaboración con Etcétera, que te llevó a unir al arte con el arte?
Etcétera es una combinación de imágenes del ojo tan particular de Nora Aslan, que se asemeja demasiado a mi visión del mundo. La cantidad de similitudes entre lo que yo miro cuando viajo, en relación con las fotos instantáneas que ella tomó para el libro durante sus viajes, me demuestra que es un ojo hermano. Conocí a Nora a mis cinco años y siempre fue un referente dentro de mi familia. En los principios de mi carrera la convoqué para que me ayudara a mostrar el uso de los diseños dentro del arte textil. En mi nueva colección Fashion Now primavera-verano fusiono algunas de sus fotografías, y las imprimo en mis propios diseños.

¿En qué instante nace tu pasión por la moda?
Recuerdo que por el año 2003, en la Bienal de Arte Joven, me dieron a elegir la opción de mostrar mis diseños textiles en paneles sobre la pared o de lucirlos en la pasarela. El instante en que decidí la segunda opción, despertó en mí la increíble posibilidad de meter el cuerpo en la obra misma.

Si Tramando fuese una melodía, ¿cuál sería?
Definitivamente sería como esas canciones californianas de los 70, época en que la música era como un agente liberador de las nuevas energías. Tramando es eso, una disciplina, una estética liberadora de energías humanas que se renuevan constantemente.

¿Qué te hace salir de la cama cada mañana?
La responsabilidad, porque siempre salgo antes de lo que quiero. Si pudiera, me regalaría todas las mañanas.

¿Qué te hace querer ir a dormir?
El agotamiento, el cansancio; si no fuese por eso, seguiría despierto contento. En mi último viaje a Japón, con los horarios cambiados, no podía dormir más de cuatro horas. Tenía, de golpe, una cantidad de tiempo increíble para plasmar la creatividad, pero fue pasajero. El tiempo sigue siendo finito.

¿Nos regalarías un consejo para un joven diseñador?
Si es apasionado, no hace falta decirle mucho. Hay que alentarlo, quedarse detrás de su pasión para que siga creciendo, empujarlo y motivarlo para que no pare de crear. Llevarlo a que trabaje con criterio, con identidad, con seguridad, con concepto. Si no es apasionado, le diría que se ponga a diseñar. En el acto de crear, no tardará en descubrir su pasión.

Su nueva colección Fashion Now es una clara muestra de su capacidad innata para que el arte pueda vestir a las personas. Un pasaporte a lo lúdico, una invitación a observar la destreza creativa que viste telas, que a su vez visten a los que eligen jugar.
En la paleta de colores sobresalen los tonos blanco, crudo, azul y negro. Resaltan las estampas de Nora Aslan y sus prints de lentejuelas de colores, también la marcada influencia de la francesa Louise Bourgeois, con su espectacular técnica basada en dibujos automáticos y compulsivos.
Shorts con remeras gigantes, calzas ergonométricas, little dresses hechos como para muñecas, pantalones chupines, sandalias anudadas con pañuelos y plataformas de goma son parte de un universo colorido que recorre el mundo. Las prendas son producto de una nueva colección que no busca la originalidad, pero que en su singularidad, definitivamente la encuentra.

por Belén GaliottiPor Belén Galiotti.

Martín Churba, amigo del arte.

Uno de los más importantes diseñadores argentinos transformó algunas de las fotografías del libro Etcétera, de Nora Aslan, en los mejores diseños de su nueva colección.

Martín nos recibió en la casa matriz de Tramando, durante el lanzamiento del libro de fotografías de su querida amiga, la artista plástica Nora Aslan. Su hospitalidad va de la mano del éxito que lo lleva a ser uno de los mejores en el mercado.

[showtime]

¿Cómo surgió la colaboración con Etcétera, que te llevó a unir al arte con el arte?
Etcétera es una combinación de imágenes del ojo tan particular de Nora Aslan, que se asemeja demasiado a mi visión del mundo. La cantidad de similitudes entre lo que yo miro cuando viajo, en relación con las fotos instantáneas que ella tomó para el libro durante sus viajes, me demuestra que es un ojo hermano. Conocí a Nora a mis cinco años y siempre fue un referente dentro de mi familia. En los principios de mi carrera la convoqué para que me ayudara a mostrar el uso de los diseños dentro del arte textil. En mi nueva colección Fashion Now primavera-verano fusiono algunas de sus fotografías, y las imprimo en mis propios diseños.

¿En qué instante nace tu pasión por la moda?
Recuerdo que por el año 2003, en la Bienal de Arte Joven, me dieron a elegir la opción de mostrar mis diseños textiles en paneles sobre la pared o de lucirlos en la pasarela. El instante en que decidí la segunda opción, despertó en mí la increíble posibilidad de meter el cuerpo en la obra misma.

Si Tramando fuese una melodía, ¿cuál sería?
Definitivamente sería como esas canciones californianas de los 70, época en que la música era como un agente liberador de las nuevas energías. Tramando es eso, una disciplina, una estética liberadora de energías humanas que se renuevan constantemente.

¿Qué te hace salir de la cama cada mañana?
La responsabilidad, porque siempre salgo antes de lo que quiero. Si pudiera, me regalaría todas las mañanas.

¿Qué te hace querer ir a dormir?
El agotamiento, el cansancio; si no fuese por eso, seguiría despierto contento. En mi último viaje a Japón, con los horarios cambiados, no podía dormir más de cuatro horas. Tenía, de golpe, una cantidad de tiempo increíble para plasmar la creatividad, pero fue pasajero. El tiempo sigue siendo finito.

¿Nos regalarías un consejo para un joven diseñador?
Si es apasionado, no hace falta decirle mucho. Hay que alentarlo, quedarse detrás de su pasión para que siga creciendo, empujarlo y motivarlo para que no pare de crear. Llevarlo a que trabaje con criterio, con identidad, con seguridad, con concepto. Si no es apasionado, le diría que se ponga a diseñar. En el acto de crear, no tardará en descubrir su pasión.

Su nueva colección Fashion Now es una clara muestra de su capacidad innata para que el arte pueda vestir a las personas. Un pasaporte a lo lúdico, una invitación a observar la destreza creativa que viste telas, que a su vez visten a los que eligen jugar.
En la paleta de colores sobresalen los tonos blanco, crudo, azul y negro. Resaltan las estampas de Nora Aslan y sus prints de lentejuelas de colores, también la marcada influencia de la francesa Louise Bourgeois, con su espectacular técnica basada en dibujos automáticos y compulsivos.
Shorts con remeras gigantes, calzas ergonométricas, little dresses hechos como para muñecas, pantalones chupines, sandalias anudadas con pañuelos y plataformas de goma son parte de un universo colorido que recorre el mundo. Las prendas son producto de una nueva colección que no busca la originalidad, pero que en su singularidad, definitivamente la encuentra.

por Belén Galiotti