Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Viernes 23 de Junio de 2017

Arriba

Top

No Comments

Trazos con resonancias del zen

Trazos con resonancias del zen

 

Por Zully Carrasco

 

«El automatismo es el hecho creador en sí mismo

y nos otorga las imágenes de una irracionalidad concreta»

Salvador Dalí

En el inconsciente hay representaciones a las que aludimos mediante representantes, ya sean palabras o imágenes, por su mecanismo de condensación y metáfora; nada de lo que se pueda decir respecto a la creación artística será suficiente. Apoyándose en el automatismo, Jorgelina Baiocchi invita a la reflexión sobre el proceso creativo inconsciente. Sus dibujos en tinta son imágenes donde se produce un entrecruzamiento entre lo abstracto y lo figurativo, representaciones simbólicas que aparecen caracterizadas por la fuerza de los contrastes, rasgo distintivo que corre el velo y pone al descubierto su energía en toda su potencia.

En la obra Ella abunda la profusión de líneas: trazos rítmicos forman misteriosos laberintos que nos conducen a la imago, a sus representaciones internas. Por otro lado, las imágenes propiciadas por lo poético nos ofrecen un goce estético. Se advierten en la gestualidad de la obra trazos con resonancias del zen ‒del vivir más y pensar menos‒, ingresando de esta manera al reino de la espontaneidad. Jorgelina está desarrollando el proyecto de articular su obra con instalaciones, para lograr con este recurso plasmar un perfil cinematográfico compuesto por luces y sombras.

Sus referentes internacionales son Goya, Picasso, Dalí, Matisse, Magritte, Kandinsky, Pollock y Bacon, y nacionales, Berni y Polesello. Oriunda de Lobería y de formación autodidacta, descubre su vocación desde muy pequeña, estudia música y, empujada por un profundo deseo, empieza a deambular por diferentes talleres de arte de grandes maestros radicados en Necochea, Tandil, Mar del Plata y Capital Federal. Experimenta con todas las disciplinas, cuenta con una gran producción de esculturas en diversos materiales, pinturas en óleo y acrílico, hasta que vuelve al dibujo de la mano del maestro Víctor Chab.