Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Viernes 18 de Agosto de 2017

Arriba

Top

No Comments

Un espacio formal y acromático en MACBA

Un espacio formal y acromático en MACBA

Entrevista a Teresa Riccardi

Por Margarita Gómez Carrasco

Cromofobia es el nombre de la muestra que se puede ver en el Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires. Se encuentra montada sobre tres niveles: en el primero resaltan los blancos, como si las obras nos arrojaran luz; en el nivel intermedio sobresalen los grises, que nos llevan a pensar en las múltiples lecturas que la vida nos ofrece; y en el tercer nivel el negro profundo nos invita a sumergirnos en la morada de lo inconsciente. Entre lo categórico del blanco y el negro, existen zonas grises y atisbos de color que indican la posibilidad de mutar en la vida.

Teresa Riccardi, la curadora de Cromofobia, articuló en forma poética obras de artistas contemporáneos, que impelen a pensar y a disfrutar de la experiencia estética.

¿Cuándo empezaste a gestar Cromofobia?
La muestra surge por un motivo muy particular y es que, generalmente, el MACBA hace a fin de año una exhibición presentando la colección casi todo el verano. Es el momento del año en el cual tenemos la oportunidad de que se puedan ver las piezas que componen la visión de la colección de nuestro Director Ejecutivo, Aldo Rubino. Por un lado, hay algo muy concreto que es mostrar la colección, pero por otro lado, mirando la colección y prestando atención, noté que las piezas en blanco y negro son una constante. Entonces, la idea fue justamente estructurar una exhibición que pudiera poner en diálogo ciertas piezas, o un conjunto de ellas, en relación con artistas contemporáneos argentinos. Y, por lo tanto, lograr que los artistas tuvieran un diálogo con artistas que no habían estado en el museo, que de alguna manera abría el juego de una escena contemporánea y no solamente geométrica, que es la línea que maneja el museo.

¿Por qué el nombre de la muestra indica miedo al color?
Un poco porque el repertorio de las piezas proponen este elemento, aunque no es que no haya ningún tipo de color. En algunas piezas, como por ejemplo la de Raúl Lozza o Manuel Álvarez, aparece el color pero de manera tímida. Es un repertorio en el cual se muestra el uso del color de manera reducida, no en su esplendor, sino que ensaya tímidamente desde la propuesta curatorial, desde la selección. Es una selección formal desde algún punto.

¿En qué consiste la selección formal?
El punto de partida significativo, que si uno atiende a la colección encontramos, es que esta propone un lenguaje formal que es la geometría, las líneas cinéticas, líneas ópticas. Entonces, la reflexión es retiniana, del ojo. Hice un muestrario, un recorte de cuatro o cinco artistas de la colección que me permitían traer ese repertorio y, al mismo tiempo, hacerlos circular con otras voces. Es una especie de resonancia de esos formalismos hacia adelante.

Uno de los puntos de partida fueron Anna María Maiolino, una pieza de Horacio Zabala, otra de Leandro Katz; ellos son artistas de la misma generación que están dialogando con artistas más jóvenes como Erica Bohm y Eduardo Basualdo. Pensé en hacer estas relaciones o juegos con esos formalismos constructivos, pero que también son más blandos. Las de Maiolino son piezas de los años ‘70, construidas en papel, Eduardo también trabaja sobre papel, sobre negro, hay un díptico; entonces la idea era esa, abrir esa caja de resonancia, y mostrar esas herencias. Si uno piensa en la obra de Horacio Zabala, pasa por otros relatos que han sido los conceptualismos, que han sido otros tipos de líneas que nos llevan al presente.

¿Cuál es el sentido de la palabra fobia?
Me parece que es interesante porque se puede pensar que, al llevar la palabra fobia, asusta. Sin embargo, hay juegos muy simples de lecturas, como por ejemplo la organización a nivel formal: hay un piso que es blanco, hay un piso que es gris, tramas invisibles, y un piso negro. Entonces, en lo que respecta a las lecturas, es sencilla.

La muestra Cromofobia estará hasta el 1 de marzo. Reúne piezas de Pablo Accinelli, Manuel Álvarez, Ascânio MMM, Eduardo Basualdo, Erica Bohm, João Costa da Silva, Lothar Charoux, Alfio Demestre, Beto de Volder, Marcolina Dipierro, Lucio Dorr, Matías Duville, Tomás Espina, Pilar Ferreira, Knopp Ferro, Leandro Katz, João Carlos Galvão, Silvana Lacarra, Raúl Lozza, Anna María Maiolino, Mathieu Mercier, Jorge Miño, Nicolás Mastracchio, Malena Pizani, Rogelio Polesello, Marcela Sinclair, Pablo Siquier, Andrés Sobrino, Mariano Vilela, Ivana Vollaro, Guido Yannitto, Horacio Zabala.

Museo de Arte Contemporáneo de Buenos Aires – MACBA
Avenida San Juan 328, San Telmo, CABA
Lunes a viernes de 12:00 a 19:00 (Martes cerrado)
Sábados y domingos de 11:00 a 19:30

http://www.macba.com.ar

El museo permanecerá cerrado al público los días 23, 24, 25, 30 y 31 de diciembre y 1 de enero por motivo de las fiestas.