Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

El Gran Otro | Viernes 21 de Julio de 2017

Arriba

Top

No Comments

Uz el pueblo: el enigma de un mandato divino

Uz el pueblo: el enigma de un mandato divino
El Gran Otro

Por Milly Vázquez

Las verdades ─señala Nietzsche─ son ilusiones de las que se ha olvidado que lo son. En este sentido, Uz el pueblo entiende la religión como ilusión y sombra, y trabaja la idea del absurdo. El filósofo alemán que rompe con la tradición platónica exclama que Dios ha muerto; sin embargo, en Uz el pueblo todavía sigue vivo y coleando. Los habitantes de esta localidad parecen estar controlados por el dogma religioso, aunque muy pronto develarán sus verdaderas personalidades y cuestionarán todos los preceptos que la religión impone; las situaciones se descontrolan, los personajes parecen estar fuera de sí todo el tiempo. Hay dos vecinas, Fiona y Leona, que parecen muy lindas y simpáticas, si bien son malas como la peste misma, ávidas de un macho que las complazca y criticonas a más no poder (personajes graciosos encarnados por Agatha Fresco y Zuleika Esnal).

Grace escucha la voz de Dios que le pide que mate a uno de sus hijos: la pregunta es si está volviéndose loca, si está ante una prueba divina de fe, si estamos ante un relato fantástico o si existe un factor desconocido. Hay una intertextualidad explícita con el relato bíblico que refiere a Abraham cuando Dios le pide que sacrifique a su propio hijo. Y en esta cita la obra muestra su rasgo más contemporáneo. Uz el pueblo es una sátira de nuestras creencias, nuestras costumbres, de lo que llamamos moralidad y sobre todo, de la idea de una sociedad que cree en Dios como su principio supremo y ordenador.

Uz, mencionada en el Antiguo Testamento, es recreada aquí como un lugar con una estética de mediados del siglo veinte donde el color rosa todo lo cubre, creando una atmósfera de inocencia y pureza que tiene más bien una intención irónica. Los personajes están caricaturizados, ridiculizados. Y la hipérbole, la exageración de todos sus rasgos, lo desmesurado es el atributo esencial; el humor negro es el rey. Se llama al choque constante; la obra no dejará que el espectador se relaje en ningún momento porque estará esperando cuál es el siguiente golpe; la pieza se propone demoler a la audiencia, dejarla sin palabras, atónita. Se pone a prueba nuestra capacidad de asombro. Los tiros que suenan uno tras otro resultan perturbadores.

Las actuaciones protagónicas de Silvina Bosco, Pablo Finamore, Matías Odorico y Lucía Villanueva responden con audacia y eficazmente a roles muy exigentes. El papel de Dorotea, muy complejo por su carácter dual, está muy logrado. El resto del elenco (Mucio Manchini, Mariano Cáceres, Cecilia Cósero) acompaña también con interpretaciones potentes. Mateo Chiarino realiza un excelente trabajo de dirección y la inclusión de su sugerente voz resulta un acierto. El texto de Gabriel Calderón tiene que ver con el cinismo. No da respiro, sus palabras son fulminantes; su componente crítico es despiadado. La escenografía diseñada por Alejandro Mateo brinda un contexto retro, naif; armoniza con el diseño de vestuario, igualmente adecuado, de Abril Raineri y con la melodía que podemos escuchar. Una vida color de rosa que comienza a desmoronarse y nadie se salva.

En suma, este trabajo puede leerse como una crítica de los sistemas religiosos y por qué no, también de ciertos aspectos de la sociedad norteamericana. O bien puede interpretarse como una historia disparatada, que nos hará reír. Creer en una voz única siempre es peligroso, puede llevar a las más grandes atrocidades. No hay verdades últimas, hay riquezas interpretativas; pero también hay caos, una gran incertidumbre, una cierta angustia. La obra postula que uno decide en qué creer. Y esa es una cuestión fundamental.

Ficha técnico artística
Actúan:
Silvina Bosco, Mariano Cáceres, Mateo Chiarino, Cecilia Cósero, Zuleika Esnal, Pablo Finamore, Agatha Fresco, Mucio Manchini, Matias Odorico, Lucia Villanueva
Diseño de vestuario:
Abril Raineri
Diseño de escenografía:
Alejandro Mateo
Diseño de luces:
Ricardo Sica
Música:
Tomás Carnelli
Diseño gráfico:
Pablo Vega
Asistencia de dirección:
Manu Fernández
Prensa:
Walter Duche, Alejandro Zarate
Producción:
Claudio Santibañez
Dirección:
Mateo Chiarino
Web: https://www.facebook.com/uzelpueblo
Duración: 90 minutos
Clasificaciones: Teatro, Adultos

Espacio Callejón
Humahuaca 3759
Tel: 4862-1167
Sábados 23:59
www.espaciocallejon.com